Chile

©ACNUR

El trabajo del ACNUR en el Sur de Sudamérica

Chile alberga a cerca de 7000 personas refugiadas y solicitantes de asilo. Si bien los refugiados provienen de diferentes países de América Latina, África, Asia, Europa, la mayoría de ellos son de nacionalidad colombiana.

Aproximadamente un 20% de la población refugiada y solicitante de asilo en Chile vive en el área fronteriza norte; especialmente, en las ciudades de Arica, Iquique, Calama y Antofagasta.

Desde 1999 cuando se inició un Programa de Reasentamiento en Chile, centenares de refugiados de origen afgano, palestino, yugoslavo y colombiano han sido reasentados en el país. En la actualidad, el país está implementandoun Programa de Reasentamiento para 60 personas refugiadas sirias, como una forma de responsabilidad internacional ante la crisis actual de desplazamiento forzado que actualmente afecta a gran parte del mundo. Se trata de una iniciativa liderada por el Estado de Chile, acompañada por el ACNUR e implementada por la Vicaría de la Pastoral Social Caritas.

Los marcos de protección

Chile es un Estado Parte de la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y de su Protocolo Adicional de 1967. En 2010 fue aprobada la “Ley 20.430 de Protección al Refugiado”, que establece una normativa integral para regular la protección de las personas refugiadas en el país. Entre otras cosas, incluye la definición universal y regional de refugiado, establece garantías y obligaciones de los refugiados y los solicitantes de la condición de refugiado, y define lineamientos para el otorgamiento o el rechazo de la condición de refugiado.

El Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior y Seguridad Pública recibe las solicitudes de la condición de refugiado y analiza los casos, los que son presentados ante la Comisión de Reconocimiento, que a su vez, recomienda al Subsecretario del Interior el reconocimiento de la condición de refugiado o el rechazo de la solicitud.

El Departamento de Acción Social del Ministerio del Interior y Seguridad Pública tiene convenios con organizaciones de la sociedad civil para otorgar la asistencia humanitaria básica para los solicitantes de asilo prevista en la ley y apoyo específico para la integración local de refugiados reconocidos. Además coordina la mesa para la atención de casos vulnerables.

En enero de 2016, la Ley 20.888 redujo la edad mínima requerida para que las personas extranjeras puedan obtener la nacionalidad chilena (de 21 a 18), y eliminó los límites de edad para los hijos de personas refugiadas, con la condición de que uno de sus padres se hayan nacionalizado. Por otra parte, el mismo año 2016, el Congreso chileno aprobó la ley que establece la conmemoración oficial y nacional del Día Mundial del Refugiado.

Asimismo, Chile recientemente adhirió a las Convenciones Internacionales sobre Apatridia de 1954 (Convención sobre el Estatuto de los Apátridas) y de 1961 (Convención para Reducir los Casos de Apatridia). Ambas convenciones internacionales entregan protección y garantizan los derechos básicos de las personas que no poseen nacionalidad, es decir, que son apátridas.

En Chile, particularmente, alrededor de 2000 niños, niñas, adolescentes y adultos podrían estar en esa situación al haber sido inscritos como “hijos de extranjeros transeúntes”, a pesar de haber nacido en territorio nacional y tener derecho a poseer una nacionalidad. Desde el año 2016, existe el proyecto #ChileReconoce, una iniciativa interinstitucional liderada por el Estado, y apoyada por el ACNUR, cuyo objetivo es identificar a estas personas y confirmar su nacionalidad chilena.

Una tarea en equipo

La Oficina Regional de ACNUR para el Sur de América Latina se estableció en Argentina en 1965 y la misma cubre también a Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay. En todos los países, el ACNUR trabaja con los refugiados, Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y otros socios en las tareas de protección e integración. El apoyo de los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado y otras instituciones es fundamental a la hora de facilitar la integración de las personas refugiadas.

En Chile, la agencias socias del ACNUR son: la Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas – FASIC, que presta asesoramiento, asistencia humanitaria básica y apoyo para facilitar la autosuficiencia de las personas refugiadas y solicitantes de asilo en todo Chile; y la Vicaría de la Pastoral Social Caritas, que en la actualidad implementa el Programa de Reasentamiento Sirio, realizando un acompañamiento integral a 14 familias sirias que llegaron recientemente a vivir al país .

El ACNUR también trabaja conjuntamente con la Clínica Jurídica de Migrantes y Refugiados del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales para entregar orientación legal a las personas en necesidad de protección internacional. Asímismo, genera constantes alianzas de colaboración convarias municipalidades solidarias, redes de la sociedad civil e instituciones del sector privado, con el fin de colaborar, proporcionar asesoría y acompañamiento.

Por otra parte, la Agencia trabaja en estrecha coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (incluyendo el Servicio de Registro Civil e Identificación y el Servicio Nacional de Menores), el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH( y la Comisión de Reconocimiento de la Condición de Refugiado, así como también con el resto de las Agencias que componen el Sistema de Naciones Unidas.

 

 

El trabajo del ACNUR en Chile

  • Promovemos el establecimiento de procedimientos justos y eficaces de protección a través de iniciativas de fortalecimiento institucional dirigidas a reforzar las capacidades de la Comisión de Reconocimiento de la Condición de Refugiado para cumplir su mandato legal.
  • Proveemos asistencia técnica para el desarrollo o actualización de normativa, en línea con los estándares internacionales de protección de refugiados y apátridas.
  • Participamos en la Comisión de Reconocimiento y brindamos asesoramiento técnico según requerimientos de la Comisión. En este sentido, el ACNUR apoya la capacitación de nuevos funcionarios en la determinación del estatuto de refugiado y la planificación de políticas públicas.
  • Trabajamos con los funcionarios del Departamento de Extranjería y redes de protección de la sociedad civil para mejorar el acceso al territorio a los solicitantes de asilo y para prevenir casos de devolución al país de origen, capacitando a funcionarios de inmigración y fuerzas de seguridad que trabajan en áreas fronterizas del país y acompañando la labor de las redes de protección.
  • Consolidamos el Programa de Reasentamiento Solidario como una herramienta para garantizar la protección y obtener soluciones duraderas para los refugiados que no pueden encontrar protección en los primeros países de acogida.
  • Apoyamos y participamos en programas de reasentamiento de refugiados extra regionales aceptados por Chile como los refugiados palestinos Y los refugiados sirios, provenientes desde Líbano.
  • Impulsamos y acompañamos la implementación de un programa de mujeres en riesgo para atender mujeres colombianas reasentadas en Chile así como mujeres refugiadas de distintas nacionalidades.
  • Promovemos que los refugiados y solicitantes de asilo reciban apoyo legal, psico-social y orientación acerca del mercado laboral durante el proceso de integración local desde la llegada a Chile, por medio de una red de instituciones de la sociedad civil.
  • Colaboramos con el gobierno Chileno en la implementación de programas que faciliten la integración local de los refugiados en sus comunidades.
  • Trabajamos junto a los medios de comunicación, los formadores de opinión y la sociedad civil para ampliar la concientización sobre los temas de refugiados y promover la integración de los refugiados a la sociedad.
  • Participamos en la mesa de casos vulnerables coordinada por el Departamento de Acción Social del Ministerio del Interior promoviendo una atención desde una perspectiva, de género, edad y diversidad.
  • Participamos en la mesa intersectorial sobre la trata de personas coordinada por el Ministerio del Interior y el Servicio Nacional de la Mujer para brindar asesoría técnica y promover la incorporación de los estándares del Derecho Internacional de Refugiados en la protección de las víctimas y sobrevivientes de trata.
  • Promovemos la implementación del programa de ciudades solidarias y la firma de acuerdos con las municipalidades para comprometerlas con la acogida y el proceso de integración de refugiados y solicitantes de asilo.
  • Trabajamos junto al Estado y la sociedad civil a modo de detectar casos de personas en riesgo de apatridia y rectificar su situación. Al mismo tiempo, se trabaja para prevenir que nuevos casos puedan replicarse en el futuro.

Últimas Noticias sobre el trabajo del ACNUR en Chile

En la actualidad, aproximadamente 2.000 niños y niñas se encuentran en riesgo de apatridia en Chile.

Leer más

La Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales (UDP) de Chile fue el escenario del primer “Encuentro Nacional de Clínicas Jurídicas para apoyo legal a personas solicitantes de asilo, refugiadas y apátridas”.

Leer más

En una histórica decisión, el Senado chileno aprobó la adhesión a las convenciones de Naciones Unidas sobre apatridia de 1954 y 1961. La iniciativa, que fue ingresada al Congreso el pasado 12 de septiembre, contribuirá a identificar, proteger y resolver la situación de las personas que no tienen nacionalidad.

Leer más

Un grupo de voluntarios guiados por los artistas Robinson Avello y Luis Pasten, se reunieron para pintar un mural de 13 metros de largo y casi 4 metros de altura. El objetivo principal fue sensibilizar a los transeúntes sobre el derecho a tener una nacionalidad y difundir la campaña #IBelong (Yo Pertenezco) del ACNUR.

Leer más