Modelo de Graduación

©ACNUR

El Modelo de Graduación es un proyecto piloto de medios de vida que el ACNUR está implementando en tres países en ámbito mundial: Costa Rica, Egipto y Ecuador. El Modelo busca facilitar la integración local, en particular a nivel socioeconómico de las personas refugiadas, solicitantes de dicha condición, y residentes que no hayan renunciado expresamente a la condición de refugiado y que viven en mayor condición de vulnerabilidad socio-económica. Entre los candidatos del Modelo se incluyen a personas con alguna discapacidad, personas sobrevivientes o en riesgo de violencia intrafamiliar y/o de género, y personas cuyos ingresos no cubren las necesidades básicas mínimas.

Para la población refugiada no es tarea sencilla encontrar un medio de subsis­tencia digno y estable, en especial en el caso de las familias en mayor condición de vul­nerabilidad. Sin embargo Costa Rica ofrece un entorno muy positivo y las con­diciones necesarias para favorecer la in­tegración local, no obstante el acceso a oportunidades de empleo digno o la generación de ingresos por cuenta propia siguen representando la mayor limitante para el bienestar e integración. Esta problemática se da por diferentes motivos tales como el desco­nocimiento de sus derechos y la falta de docu­mentación vigente, la discriminación y las difi­cultades para acceder a oportunidades de estudio o de validación de títulos.

Dado lo anterior, la implementación del Modelo de Gradua­ción es estratégica, ya que pretende afrontar las problemáticas que muchas personas refugiadas enfrentan al momento de establecer su proyecto de vida en el país de asilo, favorecer la integración plena de las y los refugiados más vulnerables, y con esto favorecer su papel acti­vo en el desarrollo del país.

Para lograrlo se trabaja en un conjunto de acciones con la población que incluyen asistencia social, apoyo psicológico, apoyo para la generación de empleo o auto empleo, capacitación y la entrega de capital semilla o acceso a un microcrédito, así como la promoción del hábito del ahorro. Con este conjunto de acciones e intervenciones, las personas cuentan con las herramientas económicas y psicosociales para integrarse de una manera efectiva y lograr la autosuficiencia, la independencia de la asistencia humanitaria y el inicio de una nueva vida con dignidad.

De acuerdo con esto, cuando las personas concluyan de manera exitosa el proceso tendrán:

 1.      Una actividad económica, ya sea un negocio propio o un empleo, que les permitirá cubrir sus necesidades básicas y las de su familia.

2.      Una autoestima fortalecida que les permita empoderarlos sobre su situación de vida y lograr una visión  más asertiva de su futuro y el de su familia.

3.      Una facilidad para la construcción y el fortalecimiento de las redes de apoyo

4.      La documentación vigente, que significa  contar con el carné de refugiado o solicitante, cédula de identidad o residencia al día.

El Modelo de Graduación  es un proyecto liderado por el ACNUR y que se implementa conjuntamente a diferentes instituciones como la ONG Asociación de Consultores y Asesores Internacionales (ACAI) y la Municipalidad de Desamparados a través de la Casa de Derechos, además de otras organizaciones públicas y privadas del país.