Oriente Medio y Norte de África

Perfil de las operaciones regionales 2016 - Oriente Medio y Norte de África. © ACNUR

Perfil de las operaciones regionales 2016 - Oriente Medio y Norte de África

Entorno de trabajo

  • El ACNUR continúa con el desafío de un aumento sin precedentes de desplazamientos en Oriente Medio y el Norte de África. Sin soluciones políticas del conflicto en la República Árabe Siria a la vista, los sirios se han convertido en la población de refugiados más grande bajo el mandato del ACNUR.
  • Los países vecinos de Siria continúan al frente de la crisis, con más de 4 millones de refugiados sirios siendo acogidos generosamente por los Gobiernos y las comunidades de Egipto, Irak, Jordania, Líbano y Turquía. Dentro de Siria, un total de 12,2 millones de personas continúan en necesidad de asistencia humanitaria, incluyendo 7,6 millones de desplazados internos.
  • La presión continua sobre los países de acogida y las dificultades en el acceso a la seguridad ha resultado en el aumento del número de sirios que buscan asilo más allá de la región de Medio Oriente y el Norte de África. Hubo un fuerte aumento en el número de refugiados que recurren a peligrosas rutas marítimas desde Egipto, Libia y Turquía hacia Europa durante el 2015. No todos han logrado llegar a su destino, y muchos murieron en el mar.

Objetivos estratégicos

La respuesta del ACNUR en 2016 para las necesidades de las personas de interés, en muchas situaciones complejas y críticas en la región, se articularán de acuerdo con las siguientes estrategias operacionales y de protección:

  • Mantener los espacios de protección,
  • apoyar el desarrollo de sistemas nacionales de asilo,
  • fortalecer la protección de los refugiados en los movimientos migratorios mixtos,
  • brindar seguridad frente a la violencia y la explotación,
  • procurar soluciones duraderas,
  • responder a nuevas emergencias,
  • establecer asociaciones con organizaciones locales y de sociedad civil y,
  • trabajar para prevenir y terminar con la apatridia.

La región de Oriente Medio y Norte de África continúo enfrentando altos niveles de desplazamiento en 2015. Con emergencias de nivel 3 en Irak, Siria y Yemen, la región registra más del 30 por ciento de los desplazados del mundo, incluyendo 2,7 millones de refugiados, 13,9 millones de desplazados internos y un estimado de 374.200 personas apátridas.

La protección continúa siendo una prioridad del ACNUR en Oriente Medio y Norte de África. La Oficina trabajó de cerca con los gobiernos y demás socios en el mejoramiento de los espacios de protección.

Desafíos

Los conflictos en Irak, Siria y Yemen han resultado en desplazamiento en Oriente Medio y Norte de África. Sin una solución política a la vista y con necesidades crecientes, el ACNUR enfrenta dificultades para alcanzar y asistir a la población desplazada, así como manteniendo el alto nivel de financiación requerida para responder a la situación de Siria, Las preocupaciones relacionadas con seguridad son tanto para el personal como para la población de interés del ACNUR.

Las cada vez más restrictivas políticas de asilo de los Estados, dominadas por preocupaciones de seguridad, continúan siendo un desafío para el 2016. Además, el manejo del creciente número de personas que viajan como parte de los movimientos mixtos en viajes riesgosos y peligrosos, son una gran preocupación.

Información financiera

La situación en Oriente Medio y Norte de África se ha vuelto cada vez más inestable en los años recientes, con el conflicto en Siria en su quinto año, y nuevas crisis en Irak y Yemen que causan más desplazamientos a gran escala. Este continuo deterior de la situación política y humanitaria ha llevado a un surgimiento masivo de las necesidades humanitarias y de protección.

El presupuesto de la región se ha sextuplicado en cinco años, de $ 347 millones de dólares en 2010 a más de $2,1 millones de dólares en 2015. El ACNUR ha reducido el presupuesto en $90 millones, pero aún se necesitan $2,05 miles de millones para satisfacer las necesidades más apremiantes de las personas de interés de ACNUR en la región.

El 70 por ciento de los refugiados sirios en Líbano viven en la extrema pobreza, y el 86 por ciento de las personas de interés en Jordania que residen fuera de los campamentos viven bajo la línea de la pobreza nacional. Un recorte de fondos tendría consecuencias devastadoras para las familias refugiadas que ya luchan para vivir en seguridad y dignidad. Los esfuerzos para facilitar el acceso a la educación para 752.000 niños refugiados sirios, proveer asistencia monetaria a 129.000 familias en extrema necesidad, o brindar materiales básicos de albergue para ayudar a satisfacer sus necesidades, podrían verse en peligro.