Alek Wek

© ACNUR

Embajadora modelo

Como ex refugiada, la supermodelo británica Alek Wek sabe qué significa ser obligada a huir de su casa. Ella se vio obligada a huir de Sudán a los 14 años y ahora promueve incansablemente los derechos de los refugiados, brindando apoyo a importantes proyectos del ACNUR en educación, agricultura y salud en Sudán del Sur. Fue designada Embajadora de Buena Voluntad del ACNUR en el 2013.

Como uno de los rostros más reconocidos en la industria de la moda hoy en día, su historia llega a todo el mundo. Luego de conquistar el mundo de la moda, ella se ha afianzado fuera de la pasarela como escritora, artista y diseñadora.

Alek Wek y el ACNUR

Wek colaboró por primera vez con el ACNUR el año 2000 para la campaña “Respeto” lanzada para celebrar los 50 años del ACNUR. Desde el 2011, Wek ha apoyado activamente al ACNUR, trabajando para concienciar al público sobre la situación de las personas afectadas por el desplazamiento forzado en Africa. Participó en el primer Congreso de Refugiados realizado en Washington D.C., donde refugiados y ex refugiados residentes en los Estados Unidos se reunieron para discutir de su situación en el país.

En el 2012, participó en Quatar en el lanzamiento de la iniciativa “Educa a un Niño”, auspiciada por su alteza Sheikha Moza bint Nasser. La iniciativa busca brindar acceso a la educación a niños en situaciones vulnerables, especialmente a niños refugiados y desplazados internos, en algunos de los lugares del mundo que presentan los mayores desafíos.

En 2012, con ocasión del primer aniversario de la independencia de Sudán del Sur, la supermodelo regresó a Wau, ahora en Sudán del Sur. Allá se reunió con los refugiados sudaneses y visitó programas del ACNUR enfocados a ayudar a cientos de miles de refugiados a reconstruir sus vidas. Ella buscó llamar la atención hacia las necesidades de educación, acceso a la salud y la agricultura.