Descripción de actividades

Renombrada soprano mundial, Barbara Hendricks ha trabajado y ha viajado infatigablemente en nombre de los refugiados a través del mundo, desde que fue nombrada Embajadora de Buena voluntad del ACNUR en el año 1987. Ella es la persona que lleva más tiempo como Embajadora de Buena Voluntad del ACNUR y, como tal, fue reconocida en el año 2002 con un nombramiento vitalicio.

En el año 1989 continuó su misión de campaña en Zambia, donde visitó a un grupo de refugiados que se disponían a volver a Namibia, y otros a Mozambique. En 1990 visitó a refugiados vietnamitas en el campo Pulau Bidong, en Malasia.

En 1992 viajó a varios sitios de refugiados camboyanos en Tailandia. Un año más tarde volvió para saludar a algunos de aquellos mismos refugiados que retornaban a sus casas en Camboya, como preparación para las primeras elecciones democráticas en la historia camboyana. Más tarde, colaboró en recolectar fondos para financiar un proyecto de colaboración por tres años entre ACNUR y la organización “Handicap International” para la rehabilitación de víctimas de minas antipersonal en ese país.

Posteriormente emprendió una misión en la región de los Grandes Lagos de África (Tanzania, Rwanda y Burundi), región que fue azotada por desplazamientos en masa. El 31 de diciembre de 1991, dio un concierto de beneficencia por la paz en Dubrovnik, Croatia, que entonces era una ciudad en conflicto. Luego, volvió a los Balcanes en 1997 para atestiguar el desarrollo de proyectos de post-conflicto en Sarajevo.

Mientras se encontraba en Timor Oriental, en mayo de 2002, para la celebración de la independencia del territorio, habló de la situación de los refugiados y el panorama del retorno a sus hogares para los refugiados, todavía en Timor Occidental, Indonesia, durante una reunión con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados, Ruud Lubbers, y su personal. La invitaron a participar al izamiento de la nueva bandera de Timor Oriental por primera vez.

Además de sus muchas visitas de campo, Hendricks se ha encontrado con Jefes de Estado y otros funcionarios de gobierno responsables de los asuntos de refugiados. Ha realizado muchas apariciones en la televisión y a menudo se le invita para que se dirija a grupos cívicos y estudiantes sobre sus actividades como Embajadora de Buena Voluntad.

Ha sido también una participante activa del Día Mundial del Refugiado; en junio de 2002 inauguró una exposición de fotografías en la conmemoración del Día Mundial del Refugiado en Ginebra, Suiza. En el año 2003 participó en la Ceremonia del Premio Nansen en Ginebra.

En el año 2004 participó en una película como tributo a Sergio Vieira de Mello, quien murió en Bagdad en agosto de 2003. La película, "En el Camino a Bagdad", fue escrita y dirigida por Simone Duarte, con su primera proyección en la Ciudad de Nueva York el 9 de septiembre de 2004.

Hendricks hace uso amenudo de los medios de comunicación para expresar sus preocupaciones por la protección de los refugiados y es una vocera apasionada por los derechos de las mujeres refugiadas. Desde el año 2001 también se ha desempeñado como miembro activo del Fondo “Educación para los Refugiados”.