Enfrentamientos en el estado sursudanés de Jonglei provocan el desplazamiento de decenas de miles de personas

La gente en el condado de Pibor se ve particularmente afectada. Mientras tanto, muchos civiles caminan largas distancias para encontrar refugio en Kenia, Uganda y Etiopía.

  © ACNUR/S.Tessema

NAIROBI, Kenia, 11 de junio (ACNUR) – La agencia de Naciones Unidas para los refugiados se mostró, el pasado jueves, alarmada ante los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y grupos armados en el estado de Jonglei, en Sudán del Sur, que han provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas desde su estallido el pasado marzo.

"En el condado de Pibor, concretamente, hemos observado un aumento de la tensión e importantes muestras de crisis en el mantenimiento de la ley y el orden, que se manifiestan, entre otros actos, en abusos indiscriminados y saqueos a la propiedad civil", ha declarado un portavoz de ACNUR. La mayoría de los 148.000 habitantes de Pibor se está viendo afectada y muchos han tenido que desplazarse en más de una ocasión a causa de las hostilidades. Mucha gente ha huido al campo, a áreas de difícil acceso.

Las limitaciones en la seguridad han dificultado que ACNUR pueda controlar la situación y responder a las necesidades humanitarias. Una de las mayores preocupaciones es encontrar a los afectados por los conflictos y llegar hasta ellos. "Cuando conseguimos acceder, llevamos a cabo misiones de control para evaluar los movimientos de población y compartimos esta información con los países vecinos", ha explicado el portavoz.

Muchos civiles caminan largas distancias para encontrar protección en Kenia, Uganda y Etiopía. En los cinco primeros meses de este año, ACNUR ha registrado 5.397 refugiados en el campamento de refugiados de Kakuma, en el noroeste de Kenia, procedentes del estado de Jonglei. Estas cifras son significativas ya que se aproximan al total de refugiados que llegó al campamento en todo el año pasado, y suponen más del doble de los que llegaron en 2011 o 2010.

A Uganda han llegado unos 2.700 refugiados de Jonglei desde comienzos de este año; una media de 527 al mes.

Los enfrentamientos en Pibor han provocado una afluencia hacia Etiopía, pero en una escala menor de la que algunos informes recientes sugieren. Alrededor de 16.000 personas llegaron, principalmente, entre febrero de 2012 y febrero de 2013, antes de los últimos enfrentamientos.

Los equipos de evaluación de ACNUR acaban de regresar de la frontera con Etiopía, donde han constatado la llegada de 2.178 refugiados entre el 7 de mayo y el 7 de junio. Algunos recién llegados informaron de que había más gente de camino a Etiopía desde las áreas de Nyalongoro, Kaiwa y Niate, en Sudán del Sur.

"En Sudán del Sur, estamos trabajando tanto en el estado de Jonglei como a nivel nacional en pro de una mayor protección de los desplazados", declaró el portavoz. Como parte de la comunidad humanitaria, ACNUR colabora con el gobierno, la Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS), miembros destacados de la comunidad diplomática, así como con otras contrapartes, para asegurar la protección de civiles y mejorar el acceso humanitario.

Gracias a la Voluntaria en Línea Ainhoa Jorquera por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.