Nuevo centro de registro en Jordania reduce drásticamente el tiempo de espera para los refugiados sirios

El tiempo que les toma a los refugiados registrarse se ha reducido drásticamente, aliviando sus vidas y alentando a más a participar.

Las nuevas instalaciones significan que los refugiados sirios en Jordania podrán ser completamente registrados en una única y corta visita, en vez de meses de espera por sus documentos.  © ACNUR/J.Kohler

AMMÁN, Jordania, 30 de agosto (ACNUR) – Aun cuando los refugiados sirios continúan cruzando en oleadas la frontera, la agencia de la ONU para los refugiados espera acortar a un solo día el tiempo actual de hasta ocho meses que ellos necesitan para registrarse en Jordania.

Siempre que causas externas no interfieran, el plan de ACNUR a partir del 1 de setiembre, es que el Centro de Registro Anmar Hmoud procese las nuevas llegadas en unos pocos minutos el mismo día en que los refugiados se acerquen a las instalaciones de ACNUR. Hace un año, un refugiado sirio que se acercaba a la agencia de la ONU para los refugiados para su registro, podía tener que esperar de seis a ocho meses.

Este centro, que lleva el nombre del fallecido jefe del Departamento para los Refugiados Sirios del Gobierno de Jordania para honrar su trabajo por los refugiados, se abrió a principios de julio y ha duplicado la capacidad de las anteriores instalaciones de registro en las oficinas de ACNUR.

Desde que el mes sagrado del Ramadán finalizó, hace tres semanas, ACNUR ha programado a 3.500 personas por día para el registro inicial o la renovación de los documentos. Adicionalmente, diariamente se le dio cita a futuro a 1.000 refugiados sirios, pero ese atraso será eliminado ahora. En Jordania hay registrados unos 482.000 refugiados sirios.

ACNUR espera que la cifra previa del 10 por ciento de citados que no se apersonan decline una vez que se corra la voz del registro expedito. ACNUR ha visto un incremento notable en el número de refugiados sirios que piden citas.

"Pensamos que se relaciona con el inicio del año escolar", dijo Berween Yousef, jefe del centro de registro. "Ellos ya saben que los administradores escolares les pedirán el documento de registro".

Los refugiados sirios, quienes previamente tenían que regresar luego del registro inicial y esperar de cuatro a seis horas en las oficinas de ACNUR en Ammán para obtener los documentos finales, ahora necesitan un máximo de 50 minutos en el Centro Anmar Hmod para realizar ambas gestiones.

"Es mucho más organizado y eficiente", dice Amna de 86 años, una refugiada que ha utilizado ambas oficinas. El adicionar su hijo a su expediente le ha tomado más de un año ya que la cita para su hijo fue postergada tres veces.

La mejoría también la ha sentido el personal de ACNUR. Nadine, con 12 años de experiencia en recepción y registro, dijo que el nuevo centro le ha hecho más fácil identificar a refugiados vulnerables que necesitan servicios más urgentes.

"De hecho usted puede verlos sentados en un gran salón, no amontonados uno encima del otro en frente de la puerta", dijo ella. "Al ser un área más espaciosa, hemos podido contratar más personal que pueda hablar con los refugiados en el área de recepción para detectar a aquellos que necesitan citas más prontas".

Ahora se cuenta con 20 funcionarios a tiempo completo que trabajan en dos turnos, permitiéndole al centro operar de las 8:00 a.m. a las 11:00 p.m., cinco días a la semana. La tecnología avanzada, que no implica riesgos para la confidencialidad de los refugiados, previene la duplicidad de registros.

"Se ha convertido en una ventanilla única donde los refugiados pueden ser referidos a las diferentes secciones en una misma visita. Si veo que un refugiado al cual estoy registrando necesita una valoración por parte de los servicios comunitarios, podemos hacerlo en el acto, en vez de tener que hacer que el refugiado regrese en múltiples visitas", dijo Khaled, asistente de registro en el centro.

Con el problema de un centro de registro eficiente ahora resuelto, ACNUR debe llegarle a quienes no pueden visitar el centro. En septiembre, siete equipos móviles registrarán a esos refugiados en sus hogares y les emitirán los documentos en el acto.

"El próximo paso es ir aún más allá y alcanzar a esos casos que no pueden acercarse al centro de registro por muy válidas razones, tales como desventajas físicas o económicas", dijo el jefe del centro de registro. "Nosotros iremos a ellos".

Por Reem Alsalem en Ammán, Jordania

Gracias al Voluntario en Línea Pablo Arce por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.