ACNUR reduce los tiempos de espera para el registro de los refugiados sirios en Jordania

La agencia de las Naciones Unidas para los refugiados agregó personal e instalaciones, al tiempo que introdujo la tecnología de escaneo de iris que evita el doble registro pero mantiene la confidencialidad.

Personal de ACNUR registrando a refugiados sirios en Irbid.  © ACNUR/M.Abu Asaker

IRBID, Jordania, 3 de octubre (ACNUR) – El tiempo que les lleva a los sirios que huyen del conflicto registrarse como refugiados en Jordania se redujo de casi ocho meses a pocos minutos, luego de que la agencia de la ONU para los refugiados desplegara tecnología nueva, sumara personal y ampliara las instalaciones para tramitar los casos pendientes acumulados.

Hace un año, un refugiado sirio debía esperar casi doce meses por un turno en los centros de registro de ACNUR, en las áreas urbanas de Jordania como Irbid, aproximadamente a 20 kilómetros de la frontera siria.

A comienzos de este año, alrededor de 2.000 refugiados sirios llegaban a Jordania cada día. El gran número de personas en espera registros llevó a la agencia de la ONU para los refugiados hasta el límite de su capacidad. El personal debía trabajar varios turnos por día, mientras a los refugiados ya exhaustos también se les agotaba la paciencia.

Para responder a esta situación, el ACNUR se concentró en la mejora de los sistemas de registro y en cubrir la necesidad de personal, solucionando esta inaceptable demora. Sin embargo, hacia julio de 2013 aún había más de 60.000 refugiados esperando su registro.

Gracias al financiamiento de ECHO, la Dirección de ayuda humanitaria de la Comisión Europea y a los gobiernos de Japón, Países Bajos y el Reino Unido, el registro de refugiados y la renovación de documentos se realizan en pocas horas en las instalaciones de registro de refugiados en las zonas urbanas de Jordania.

En la última semana, el ACNUR ha logrado tramitar todos los casos de refugiados sirios pendientes de registro en el centro de inscripción de Irbid, al norte de Jordania. El personal del ACNUR en Irbid ya puede procesar 1.300 registros por día, proporcionando a los refugiados la documentación necesaria.

"El 25 de septiembre logramos eliminar los casos pendientes, registrando 100.000 nuevas llegadas en siete meses, mientras en un principio preveíamos registrar a 63.000 personas hasta fin de año", afirmó Naseer Al Nabilsi, un funcionario del ACNUR que trabaja en el centro de registro de Irbid. "Un dedicado equipo de seis funcionarios de registro ha trabajado durante muchas horas todos los días desde febrero".

Irbid es el primer lugar en el mundo donde el ACNUR utiliza el escaneo biométrico del iris para ayudar en el registro de refugiados. La agencia comenzó a usar esta nueva tecnología en agosto. No supone ningún riesgo para la confidencialidad de los refugiados y evita el doble registro.

Ahora el personal de ACNUR incluso recoge información detallada sobre familiares, educación y profesión. Estos datos adicionales ayudarán al ACNUR a cubrir necesidades de protección de corto y largo plazo.

También el centro de registro Anmar Hmoud, en el barrio Khalda de Amán, inaugurado por el ACNUR este verano, puede registrar a los refugiados a pocas horas de su llegada. Este nuevo centro, espacioso y sombreado, puede registrar hasta 3.000 refugiados por día, el triple de lo que podía hacer la anterior instalación del ACNUR.

El ACNUR también espera que el nuevo sistema de procesamiento contribuya a disminuir el número de personas que no se volvían a presentar, alrededor del 10 por ciento de los casos, a medida que se corra la voz de la rapidez en el registro. La agencia ya ha notado un incremento importante en el número de refugiados sirios que solicitan citas.

"Creemos [que el aumento del número de refugiados que deciden registrase] se relaciona con el comienzo del año escolar", afirmó Berween Younes, funcionario de registro en Khalda. "Ya saben que las escuelas piden los documentos de registro".

Anteriormente, los refugiados sirios debían volver tras el primer registro a la oficina principal de ACNUR en Amán en un lapso de 4 a 6 meses para recibir los documentos. Ahora como máximo deben esperar 50 minutos en el Centro Anmar Hmod para recibir todos los documentos necesarios para asegurarse que sus familias reciban la asistencia y cuidados necesarios.

"Es mucho más organizado y eficiente", opina Amna, un refugiado de 86 años que tuvo que soportar los retrasos del sistema anterior. Le llevó más de un año agregar a su hijo a su ficha, ya que le pospusieron la cita 3 veces.

Las mejoras también son beneficiosas para el personal de ACNUR. Niveen Majthoub, que tiene 12 años de experiencia trabajando en distintas crisis humanitarias con la agencia para los refugiados, comenta que en el nuevo sistema permite identificar más fácilmente a los refugiados que necesitan atención prioritaria.

"Ahora pueden sentarse en un salón amplio y ya no están todos agolpados frente a la puerta. Como hay más espacio, pudimos contratar más personal para que se comunique con los refugiados en la recepción y así identificar a los que necesitan citas con más urgencia".

Uno de los entrevistadores del centro, Khaled Shafagoj afirma: "ahora desde una misma ventanilla los refugiados pueden ser referidos a distintas secciones, como asesoramiento jurídico o servicios comunitarios, todo durante la misma visita".

Y comenta: "Si veo que el refugiado que estoy registrando necesita una evaluación por parte de servicios comunitarios, podemos hacerlo al instante. Ya no es necesario hacerlo ir y venir varias veces".

Con un centro de registro eficiente ya en funcionamiento, el ACNUR puede ahora acercarse a aquellas personas que no pueden ir personalmente al centro. Una unidad de registro móvil atiende a los refugiados que se encuentran en lugares distantes. Los registran y les entregan los documentos al instante.

Por Reem Alsalem y Frauke Riller en Amán, Jordania

Gracias al Voluntario en Línea David Eduardo Rodríguez por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.