ACNUR alerta de que el número de refugiados de Sudán del Sur en la región aumentará

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

A la luz del agravamiento de la crisis en Sudán del Sur, ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos(PMA), en nombre de sus socios, solicitaron ayer a los donantes 371 millones de dólares para apoyar de forma urgente a los miles de refugiados sursudaneses que están llegando a los países vecinos.

Desde que estallaron los combates a mediados de diciembre, más de 204.000 personas han huido a Sudán, Uganda, Etiopía y Kenia. Con la continua inseguridad y la creciente escasez de alimentos dentro de Sudán del Sur, ACNUR espera que el número de refugiados sursudaneses en la región alcance las 340.000 personas a finales de año.

En los últimos tiempos, los refugiados sursudaneses han huido a países vecinos a un ritmo de 2.000 personas al día, en su mayoría dirigiéndose hacia Etiopía y Uganda. Muchos de los refugiados han llegado agotados, debilitados en el plano nutricional y en un mal estado de salud, ya que provienen de zonas de Sudán del Sur que están sufriendo una grave escasez de alimentos. La mayoría son mujeres, niños y ancianos.

Con cerca de 708.900 personas desplazadas dentro de Sudán del Sur y 3,7 millones en alto riesgo de inseguridad alimentaria, existe una alta probabilidad de que se produzcan nuevos desplazamientos a través de la frontera.

Dadas estas tendencias, la respuesta regional de emergencia anunciada ayer se centrará en actividades de protección y otras necesidades básicas. Entre estas últimas se incluye la provisión de alimentos de emergencia, agua, saneamiento y salud. Además, ACNUR desarrollará y ampliará campos de refugiados y otros asentamientos que contarán con servicios básicos.

El llamamiento del lunes cubre sólo a la población de sursudaneses refugiados en países vecinos. El trabajo de ACNUR para ayudar a los desplazados internos y a los 235.000 refugiados sudaneses en Sudán del Sur está cubierto por un presupuesto aparte.