El ACNUR abre una nueva oficina en Siria para ayudar a miles de desplazados

La agencia de la ONU para los refugiados ha abierto una oficina y un almacén en el sur de Siria y los ha abastecido con material de ayuda que se entregará a miles de desplazados internos.

Un camión portacontenedores del ACNUR se dirige a Sweida con un cargamento de ayuda que se distribuirá entre los sirios necesitados desplazados en el sur de su país.  © ACNUR/B.Diab

DAMASCO, Siria, 19 de junio de 2014 (ACNUR) – La agencia de la ONU para los refugiados ha abierto una oficina y un almacén en la ciudad de Sweida, en el sur de Siria, y los ha abastecido con material de ayuda que se entregará a miles de civiles desplazados internos.

El pasado miércoles, un convoy del ACNUR cruzó la frontera con Jordania en dirección a la cercana Sweida, cargado con 25.000 mantas, 10.000 esterillas de dormir, 2.500 utensilios de cocina, 2.000 láminas de plástico y 5.000 bidones procedentes de los almacenes de Ammán. La ayuda se distribuirá entre los más necesitados de un número estimado de 550.000 desplazados internos que viven en las provincias vecinas de Sweida y Dara'a.

La apertura, el pasado miércoles, de la oficina y el almacén en Sweida forma parte de una política dirigida a ampliar las operaciones humanitarias del ACNUR en apoyo del creciente número de desplazados internos – según las estimaciones más de 6,5 millones en todo el país.

La oficina de Sweida distribuirá artículos de asistencia básica, rehabilitará los albergues colectivos y dispondrá todo lo necesario para la prestación de servicios sanitarios, educativos y jurídicos. La oficina actuará también como centro de coordinación del transporte de ayuda a través de la frontera entre Siria y Jordania, en particular hacia la provincia de Dara'a y a otras zonas de difícil acceso.

Tarik Kurdi, representante en Siria del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, dijo que ahora el ACNUR podría distribuir suministros de socorro en las provincias del sur sin necesidad de que pasen primero por Damasco.

La nueva oficina del ACNUR en Sweida.  © ACNUR/Q.Al Azroni

Añadió que ello facilitaría y aceleraría la entrega de artículos de socorro urgentes a los más vulnerables, no solo en zonas fácilmente accesibles, sino también en las zonas en conflicto y de difícil acceso, y que contribuiría a aumentar la eficacia del ACNUR en las actuales circunstancias.

Tarik Kurdi señaló que los otros organismos de las Naciones Unidas que operan en Siria también se beneficiarían de los servicios de transporte transfronterizos y podrán utilizar el almacén de Sweida.

La descentralización es un elemento vital de la estrategia del ACNUR para ampliar el alcance de la asistencia humanitaria y de su presencia en el país. Con la nueva oficina abierta el miércoles, el ACNUR cuenta ahora con oficinas en Damasco, Aleppo, Al-Hassakeh, Qamishly, Homs, Tartus y Sweida.

Tarik Kurdi dijo que las oficinas sobre el terreno son sumamente importantes, dado que permiten una mayor eficacia en la programación y ayudan al ACNUR y a otros agentes humanitarios a continuar aplicando enfoques flexibles. Y añadió que el ACNUR se ha comprometido a tratar de llegar a todos aquellos que necesitan desesperadamente asistencia humanitaria en todo el territorio sirio.

En lo que va de año, el ACNUR ha distribuido ayuda a cerca de 2,3 millones de personas en 13 de las 14 provincias de Siria.

Gracias a la Voluntaria en Línea Luisa Merchán por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.