ACNUR comienza la reubicación de 15.000 refugiados de Sudan del Sur varados en Etiopía

El 17 de noviembre ACNUR comenzó el traslado en barco de unos 15.000 refugiados sursudaneses desde la estación de Matar, en el oeste de Etiopía, con la transferencia de un primer grupo formado por 125 refugiados. Se espera que lleguen al campo de Pugnido, situado a unos 300 km, a última hora del día de hoy (martes).

Otros 29 refugiados con necesidades específicas, como personas invidentes, mujeres embarazadas, madres lactantes y ancianos, que no pueden viajar en barco, serán trasladados en un helicóptero fletado por ACNUR.

Los refugiados han permanecido atrapados en la estación de Matar, situada cerca de la frontera con Sudán del Sur, después de que el campo Nip Nip, al que inicialmente se dirigían, quedara inundado debido a las fuertes lluvias estacionales y al desbordamiento del río Baro en agosto de este año. Los refugiados están siendo trasladados a Pugnido, un campo que ya acoge a unos 45.000 refugiados, la mayoría procedentes de Sudán del Sur.

A los refugiados se les proporcionó agua, galletas de alto contenido energético y artículos de primera necesidad como mantas, a medida que iban subiendo al barco con un salvavidas. En este primer ejercicio de reubicación se emplearon dos barcos, uno para el traslado de los pasajeros y otro para los equipajes. El viaje en barco desde la estación de Matar por el río Baro durará dos días.

A su llegada, los refugiados recibieron comida caliente en el centro de tránsito, donde pasaron una noche antes de proseguir su viaje por carretera. El centro de tránsito es gestionado por la OIM, que también está facilitando el traslado de los refugiados.

Más de 191.000 refugiados sursudaneses han buscado refugio en la región etíope de Gambella desde el inicio del conflicto en Sudán del sur a mediados de diciembre de 2013. Unos 100 refugiados siguen cruzando a Etiopía cada día, principalmente a través del paso fronterizo de Burbiey, desde los estados de Alto Nilo y Jonglei en Sudán del Sur. Los recién llegados citan como motivos de la huida la inestabilidad, los enfrentamientos esporádicos entre facciones rivales, así como la inseguridad alimentaria. La operación de respuesta interagencial dirigida por el gobierno de Etiopía y ACNUR está proporcionando protección y asistencia a estos refugiados.

Con más de 600.000 refugiados, Etiopía es actualmente el país de África que más refugiados acoge, superando a Kenia.