Brasil y ACNUR refuerzan su alianza para ayudar a los refugiados que huyen del conflicto en Siria

Desde 2013, los consulados brasileños en Oriente Medio han venido concediendo visados especiales a las personas afectadas por el conflicto en Siria.

El Alto Comisionado Asistente para la Protección de ACNUR, Volker Türk (derecha), la Representante Permanente de Brasil ante la ONU en Ginebra, Regina Dunlop, y el secretario de Justicia de Brasil y presidente de la Comisión Nacional para Refugiados, Beto Vasconcelos, en el momento de la firma del acuerdo para el programa de visados especiales para las personas afectadas por el conflicto en Siria.  © ACNUR/B.Heger

GINEBRA, 7 de octubre de 2015 (ACNUR) – El secretario de Justicia de Brasil, Beto Vasconcelos, y la Representante Permanente de Brasil ante la ONU en Ginebra, Regina Dunlop, han firmado un acuerdo con el Alto Comisionado Asistente para la Protección de ACNUR, Volker Türk, para mejorar y formalizar la cooperación en relación al programa de visados especiales para las personas afectadas por el conflicto en Siria.

El acuerdo fue firmado el pasado 5 de octubre durante una ceremonia organizada paralelamente a la 66ª reunión del ExCom, el órgano de gobierno de ACNUR.

Desde 2013, los consulados brasileños en Oriente Medio han venido concediendo visados especiales en virtud de procedimientos simplificados para que las personas afectadas por el conflicto sirio puedan viajar a Brasil, donde posteriormente presentan una solicitud de asilo.

La mayoría de los refugiados en Brasil son actualmente de Siria. "A pesar de la distancia geográfica, 8.000 personas ya han recibido estos visados especiales y podrán rehacer sus vidas en nuestro país", declaró Vasconcelos. "Esta política de 'puertas abiertas' recientemente ha sido ampliada por otros dos años y seguimos buscando formas de mejorar su aplicación y resultados. Es posible hacer más. Tenemos que hacer más".

En virtud de este acuerdo, ACNUR y Brasil han concertado un conjunto de medidas para garantizar una mayor eficiencia y seguridad en el proceso de concesión de visados especiales. Para ello, se establecerán mejores procedimientos para identificar a las familias y personas con necesidades especiales que puedan reunir los requisitos necesarios para obtener un visado especial para Brasil. No obstante, no sólo serán los ciudadanos sirios quienes se podrán beneficiar de este programa, sino también otras personas afectadas por el conflicto sirio. La cooperación renovada entre ACNUR y Brasil incluye el intercambio de información y experiencia en Jordania, Líbano y Turquía.

"ACNUR acoge con satisfacción el programa de visados especiales de Brasil como un importante gesto de solidaridad internacional en una crisis mundial de refugiados", declaró el Alto Comisionado Asistente para la Protección de ACNUR, Volker Türk. "Animamos a otros países de la región y del resto del mundo a seguir este ejemplo".

Ahora que el conflicto en Siria ha entrado en su quinto año, más de 4 millones de sirios han huido a los Estados vecinos de Jordania, Líbano y Turquía, mientras que otros 7,6 millones de personas se encuentran desplazadas internamente.