El número de refugiados de Sudán del Sur en Etiopía rebasa la marca de 200.000

El personal de ACNUR observa un fuerte aumento en las llegadas de más de 1.000 personas por mes en el primer trimestre de este año a más de 4.000 refugiados registrados en abril.

Una mujer sursudanesa y sus dos hijos descansan bajo de árbol tras haber huido de su país. Ellos ingresaron a Etipía por el puesto fronterizo de Pagak, a principios de la semana.  © ACNUR/R.R.Thot

GAMBELLA, Etiopía, 1° de mayo de 2015 (ACNUR) – El número de refugiados sursudaneses que han huido a Etiopía desde que el conflicto inició en Sudán del Sur a mediados de diciembre de 2013 ha rebasado la marca de 200.000 y se espera que lleguen más debido a nuevos enfrentamientos al otro lado de la frontera.

Alrededor de 199.000 de los refugiados se encuentran en el occidente de Etiopía, en la región de Gambella; mientras que 3.000 están en la región vecina de Benishangul-Gumuz.

El staff de ACNUR en el terreno observó un rápido aumento en las llegadas de Sudán del Sur que pasaron de 1.000 personas al mes en el primer cuarto del presente año a más de 4.000 refugiados registrados en abril. La agencia de la ONU para los refugiados está registrando actualmente 10.000 nuevas llegadas en diversos puntos de entrada de la región de Gambella.

Las nuevas llegadas informaron de haber caminado por varios días a través de matorrales sin comida y agua, y llevando muy pocas pertenencias. Están siendo reubicados al campamento de refugiados de Pugnido, que actualmente hospeda a casi 60.000 refugiados sursudaneses, así como al campamento de Tierkidi, que alberga a alrededor de 50.000 personas. Los campamentos están siendo agrandados para hacer frente a las nuevas llegadas.

Los refugiados son principalmente mujeres, niños y personas mayores. La mayoría están huyendo de nuevos combates en los estados del Alto Nilo y Jonglei, o como medida de precaución. Algunos hombres jóvenes huyen debido a los rumores de reclutamiento forzado.

Una joven madre le dijo al ACNUR que abandonó su hogar embarazada de nueve meses y dio a luz en el camino. Cruzó hacia Etiopía con su familia en el punto de cruce de Pagak, en donde fueron registradas más de 7.000 personas, antes de su traslado a los campamentos.

"Las condiciones de vida son muy malas en Sudán del Sur. La guerra y la hambruna nos están matando; por eso huí", dijo Sunday Both, una madre de dos pequeños. A la gente que arriba se le proveen galletas energéticas y artículos de ayuda como colchones y mantas de plástico para cobijo, ellos informan que hay más gente en camino hacia Etiopía. El ACNUR trabaja con la Administración para Asuntos de Refugiados y Repatriados de Etiopía y otros socios para proveer asistencia humanitaria.

"Tenemos que salvar vidas. Estamos llevando a cabo el registro de los refugiados con un mayor número de funcionarios en los puntos de entrada. ACNUR también está trabajando con socios para proveer agua, saneamiento y refugio", dijo Alexander Kishara, quien está a cargo de la oficina de ACNUR en Gambella. Agregó que Médicos Sin Fronteras está proporcionando servicios de salud.

El jefe del Comité Ejecutivo de ACNUR (ExCom) habló con los nuevos arribos durante una visita reciente al cruce de Pagak. "Estamos aquí para ayudarlos", dijo el diplomático mozambiqueño Pedro Comissário.

Las llegadas desde diciembre de 2013 se suman a una población de refugiados de Sudán del Sur de aproximadamente 58.000 personas, la mayoría de las cuales han permanecido en el país por más de 20 años. Etiopía es el país de África que hospeda al mayor número de refugiados, con casi 700.000 personas, principalmente de Sudán del Sur, Sudán, Somalia y Eritrea.

Por Sulaiman Momodu y Reath Riek en Gambella, Etiopía