ACNUR celebra la llegada de los primeros refugiados sirios a Canadá

Un vuelo con 163 personas refugiadas llegó a Toronto el 10 de diciembre bajo una iniciativa que brindará una nueva vida a 25,000 refugiados sirios.

Los refugiados sirios son recibidos por el Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau (izquierda) a su llegada al Aeropuerto Internacional Toronto Pearson.  © REUTERS/M.Blinch

GINEBRA, Suiza, 11 de diciembre de 2015 (ACNUR/UNHCR) – La Agencia de la ONU para los Refugiados celebra las últimas noticias sobre la llegada a Canadá la pasada noche del primer grupo de refugiados sirios bajo el programa humanitario anunciado recientemente.

Este programa facilitará una nueva vida en Canadá para 25.000 refugiados de Siria. El primer grupo, formado por 163 refugiados, llegó desde el Líbano el jueves 10 de diciembre en un avión Air Force de Royal Canadian.

Canadá ha actuado con rapidez para poner en práctica esta iniciativa que fue anunciada a finales de noviembre. ACNUR sigue trabajando con las autoridades canadienses para identificar a sirios vulnerables y reasentarlos en el país. Los refugiados acogidos por Canadá contarán con el apoyo de programas de gran reconocimiento para su integración en la comunidad local.

"La iniciativa canadiense es la expresión práctica de su apoyo a los refugiados sirios y una muestra de solidaridad con aquellos países de la región que están acogiendo a más de cuatro millones de refugiados sirios", declaró Adrian Edwards, portavoz de ACNUR, durante una rueda de prensa en Ginebra.

"El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados anima a otros estados a comprometerse con estos programas que dan apoyo decisivo a los refugiados que en estos momentos están siendo acogidos en países colindantes con Siria", dijo Edwards.

Hasta la fecha, unos 30 países se han comprometido a dar acogida a un total de más de 160.000 sirios en el marco de programas de reasentamiento y de admisión humanitaria.

La difícil situación de estos refugiados en los países vecinos a Siria sigue empeorando y aumenta el número de personas que viven por debajo del umbral de pobreza nacional.

ACNUR calcula que el 10 por ciento de los 4,1 millones de refugiados registrados en países vecinos a Siria están en una situación vulnerable y necesitan reasentamiento o admisión humanitaria en un tercer país.