Un convoy de ACNUR entrega ayuda en la ciudad siria sitiada de Muadamiya

Un convoy de 51 camiones con suministros urgentes del ACNUR y UNICEF, como mantas, lonas y artículos de higiene, llegó anoche a la ciudad sitiada de Muadamiya, Siria.

Los habitantes de Muadamiya rodean un camión de ACNUR que transporta alimentos, medicinas, artículos no alimentarios y suministros médicos.  © ACNUR

MUADAMIYA, República Árabe Siria, 1 de marzo de 2016 (ACNUR/UNHCR) –Un convoy de 51 camiones con suministros urgentes de ACNUR y UNICEF, como mantas, lonas y artículos de higiene, entró anoche en la ciudad sitiada de Muadamiya – el primer convoy desde el cese de hostilidades de la última semana.

La ayuda llevada por la Agencia de la ONU para los Refugiados y otras agencias de Naciones Unidas llegó el lunes (29 de febrero) a la ciudad, a unos 10 kilómetros al suroeste de la capital, Damasco, donde los residentes no tenían agua corriente, electricidad ni medicinas.

El convoy, el primero desde el anuncio del cese de hostilidades el 27 de febrero, entregó suministros a seis lugares diferentes de la ciudad, lo que beneficiará a unas 8.500 familias, entre ellas muchos adultos mayores y niños vulnerables, dijo el Representante de ACNUR en Siria, Sajjad Malik.

"El cese de hostilidades ha dado esperanzas al pueblo sirio", dijo Malik, quien lideró el convoy y se reunió con los residentes locales, cuando la ayuda fue descargada. "Deberíamos tener acceso periódico y sostenido para brindar asistencia humanitaria a todas las áreas, incluyendo las zonas sitiadas y de difícil acceso", agregó.

Muadamiya es una de las 18 comunidades sitiadas en Siria donde se ha visto interrumpida la asistencia humanitaria. El convoy, que ya había entregado ayuda a la ciudad el 17 y 23 de febrero, también incluye a equipos de UNICEF, el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios y el Departamento de Seguridad de las Naciones Unidas (OCHA), junto con el personal de la Media Luna Roja Árabe Siria.

El personal de ACNUR que supervisó y ayudó a descargar la ayuda – operación que duró hasta la medianoche – , se reunió con mujeres, niños y representantes de la comunidad, lo que les permitió conocer mejor su situación y necesidades.

Entre las personas con las que se entrevistó el representante de ACNUR en Siria, Sajjad Malik, se encontraba Mohammed, de 10 años, quien le explicó que las dos galletas nutritivas que recibía en la escuela no eran suficientes para satisfacer su hambre, y que su escuela no tenía los servicios básicos.

El personal de protección de ACNUR también ayudó a Mahmud, de 12 años, quien había sido mordido por un perro salvaje unos días antes y no había recibido atención médica. Con la ayuda de la Media Luna Roja Árabe Siria y en coordinación con UNICEF, el niño fue evacuado a Damasco para recibir atención médica.

Uno de los niños, Yasser, de 12 años, quien conversó con el personal de ACNUR, tenía curiosidad sobre la vida en el mundo exterior. "Estoy muy aburrido y me pregunto qué pasa fuera de la ciudad. ¿Los niños de mi edad aún van a los jardines y los parques de juegos?".

En los próximos días se organizarán más convoyes a otras zonas sitiadas.