La solidaridad internacional en acción durante la Cumbre de Líderes sobre Refugiados

El ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, acoge el nuevo y significativo apoyo comprometido hoy por los gobiernos para mejorar la protección y las soluciones para los refugiados, durante la Cumbre de Líderes sobre Refugiados, convocada por Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos, en Nueva York.

Los 50 estados y organizaciones participantes de la Cumbre han aumentado sus contribuciones para las peticiones humanitarias en 2016 a $4,5 miles de millones de dólares, incluyendo $1 mil millones de dólares de parte de los Estados Unidos, de acuerdo con el discurso de apertura del Presidente Obama. El mandatario también comentó que el gran compromiso de Turquía, Tailandia, el Chad y Jordania ayudará colectivamente a que más de un millón de niños refugiados obtengan educación, así como que un millón de refugiados puedan acceder a capacitación, a aprender nuevas capacidades o a encontrar trabajo. Además, tomó nota de que los países participantes en la cumbre apenas estaban duplicando el número de refugiados que admiten colectivamente a más de 360.000.

"ACNUR se siente muy animado por los fuertes compromisos políticos asumidos en la Declaración de Nueva York que se hicieron inmediatamente tangible a través de las nuevas acciones concretas, anunciadas por los gobiernos el día de hoy", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.

"La solidaridad internacional para los refugiados significa que los gobiernos darán un paso y brindarán fondos rápidos y predecibles, invirtiendo en países y comunidades de acogida, y facilitarán a los refugiados el derecho de vivir, trabajar o estudiar en sus países, y a través de eso, tendrán la oportunidad de reconstruir sus vidas".

La Cumbre de Líderes, co presidida por Estados Unidos, el Secretario General de la ONU, Etiopía, Canadá, México, Alemania, Suecia y Jordania, buscó compromisos concretos en tres áreas: mejor acceso a oportunidades de educación y trabajo para los refugiados, reasentamiento y otras formas de admisión, y financiamiento humanitario. Cuarenta y ocho estados de todo el mundo tomaron parte de la cumbre, incluyendo nueve de África, seis de las Américas, siete de Asia, veinte de Europa y seis de Oriente Medio y Norte de África (MENA). La Unión Europea y el Banco Mundial también participaron.

El ACNUR también celebró el anuncio del Servicio Mundial de Financiamiento del Banco Mundial (GCFF por sus siglas en inglés) y la generosa contribución de $50 millones de dólares por parte de los Estados Unidos para hacerla operativa. La nueva instalación permitirá a los donantes responder con rapidez y de forma sustancial a futuras crisis de refugiados que pudieran ocurrir en países de ingresos medios.

"ACNUR estudiará los compromisos asumidos hoy, durante los próximos días. Estamos ilusionados de trabajar con los estados para ponerlos en acción", dijo Grandi.