Estados comprometen $701 millones de dólares al ACNUR para las operaciones de 2017

En la mayor muestra de apoyo, gobiernos donantes prometieron un financiamiento inicial de $701 millones de dólares para las operaciones de la Agencia de la ONU para los Refugiados en el año 2017.

Iraquíes desplazados por los combates en Mosul preparan comida en el campamento Hasansham, en Irak.  © ACNUR/Ivor Prickett

GINEBRA – En la mayor muestra de apoyo de la historia, los gobiernos donantes comprometieron hoy un monto inicial de $701 millones de dólares para el ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, con el fin de ayudar a cerca de 69 millones de personas desplazadas o apátridas en sus operaciones en todo el mundo en 2017.

Los compromisos hechos en la reunión de donantes en Ginebra ayudarán al ACNUR a brindar apoyo a las personas que huyen de grandes conflictos, incluyendo Irak, Siria, Yemen, Sudán del Sur y la región del Lago Chad, y para sus operaciones en más de 100 países alrededor del mundo. El presupuesto del ACNUR para todas las operaciones para 2017 asciende a $7,3 mil millones de dólares.

Las promesas de hoy no cubren todas las necesidades, pero proporcionan una señal importante a la organización de la financiación prevista para el próximo año, lo que le permite planificar y continuar las operaciones sin interrupción. Representa un gran aumento con respecto a los $687 millones comprometidos hace un año, que en ese entonces, era un récord.

"Hacemos un llamado a los gobiernos donantes a que trabajen con nosotros para asegurarnos de que todas las personas desplazadas puedan tener acceso a la protección y construir un futuro seguro", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.

"Nuestra máxima prioridad es salvar vidas y proteger los derechos y la dignidad de las personas refugiadas, desplazadas dentro de sus propios países, así como los apátridas. Eso significa ofrecer apoyo práctico a largo plazo, incluso a los países y comunidades que los albergan".

Lo que es nuevo en el enfoque del ACNUR este año, agregó Grandi, es que se está poniendo un mayor énfasis en trabajar con las agencias de desarrollo.

"Estamos poniendo cada vez más énfasis en trabajar con socios", dijo. "Eso requiere una asociación con actores del desarrollo como el Banco Mundial, la Organización Internacional del Trabajo y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, asociaciones con el sector privado y, obviamente, asociaciones con los desplazados".

"Las necesidades de los refugiados nunca han sido mayores", agregó Grandi, "pero los países del mundo también han demostrado su compromiso para trabajar juntos y encontrar soluciones duraderas".

El presupuesto del ACNUR se financia casi exclusivamente con contribuciones voluntarias de gobiernos y, cada vez más, de individuos, corporaciones y fundaciones. Para 2016, el ACNUR espera recibir la proporción más alta con respecto a lo que solicitó, el 54 por ciento, o sea, unos $4 mil millones de los $7,51 mil millones de dólares que actualmente están presupuestados.