Alto Comisionado hace un llamado a acelerar la asistencia para Alepo

Alarmado por la escala de la devastación, Grandi hizo un llamado por una masiva inversión y esfuerzos para asegurar una paz duradera.


© 

Siria: Alto Comisionado visita Alepo

Siria: Alto Comisionado visita Alepo

Noah, refugiado sudanés, de 27 años, admite que cuando llegó por primera vez en la granja, no estaba seguro de lo que iba encontrarse. Pero, después de reunirse con el gerente, entabló con él una profunda amistad, que se mantiene fuerte dos años después.


ALEPO, Siria, 01 de febrero de 2017 (ACNUR) -- Al expresar su impresión por la escala de la devastación en Alepo, Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, hizo un llamado por una asistencia humanitaria inmediata y acelerada para millones de personas que intentan reconstruir sus vidas, destrozadas por la guerra, en Siria.

"Hay personas aquí, algunas de ellas están volviendo a estas ruinas, y necesitan ayuda de forma inmediata. Ellas tienen frío, están hambrientas, necesitan trabajar para ganar algo de dinero. Ellas necesitan las cosas más básicas para vivir", declaró después de visitar la antigua ciudad de Alepo en el tercer día de su visita a Siria.

Grandi, quien visitó Homs el lunes, agregó: "Necesitamos recursos, independientemente de lo político que rodea esta guerra. Esto es absolutamente necesario y urgente para millones de personas en Siria. Lo vimos en Damasco, los vimos en Homs, lo vimos en Alepo . . . Todas las personas de Siria necesitan ayuda. No podemos abandonarlos porque la crisis no ha terminado".

"Todo está arruinado"

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados dijo que a pesar de haber seguido de cerca el conflicto, nada lo había preparado para la magnitud de la destrucción que presenció en Alepo.

Filippo Grandi conoce a niños en el albergue Jibreen de Alepo mientras continúa su visita oficial a Siria. Jibreen es actualmente el hogar de más de 5.000 personas que fueron desplazadas durante los combates en la ciudad.  © ACNUR/Firas Al-Khateeb

"El nivel de destrucción es aún mayor de lo que pensaba . . . no imaginé que estaría así de generalizado. Conduces millas y millas y ves casas destruidas, escuelas destruidas, hospitales destruidos. Todo está arruinado", dijo él.

Al hacer un llamado por una "inversión masiva" para la reconstrucción, Grandi dijo que la paz y la estabilidad tendrían que llegar primero, y de forma rápida, diciendo que las personas ya no podían esperar más.

"Estas ruinas hablan por sí solas. Cuando ves la ropa de los niños colgada en las ventanas, las cocinas partidas por la mitad por una bomba o un cohete, las vidas reales de las personas interrumpidas por la guerra, creo que pesará mucho en la consciencia del mundo por generaciones", agregó él.

Grandi hizo una apasionada petición al mundo para renovar la solidaridad con aquellos que sufren los efectos del conflicto en Siria y en otros lugares como Irak, Somalia y Yemen.

"El mundo tiene que volver a la solidaridad, tiene que volver a pensar en estas personas, no con miedo, no con sospecha, sino con los brazos abiertos, con una mente abierta, con un corazón abierto. Necesitan ayuda, necesitan protección mientras la guerra continúa. Un día volverán aquí y reconstruirán estas ciudades. Pero ahora, en su momento de necesidad, no podemos olvidar su difícil situación, necesitamos ayudarlos", concluyó su declaración.