Alto Comisionado advierte sobre la politización de la situación de los refugiados

Filippo Grandi insta a los países desarrollados a mostrar su generosidad con quienes huyen de los conflictos o arriesgar menoscabar el principio de la solidaridad.

En el tercer dia de su visita oficial a Siria, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, se reunió con personas desplazadas en Alepo, donde presenció la destrucción que sufrió la ciudad. Aquí, él conoció a niños que toman parte en las actividades recreativas en Jibreen, donde 5.000 personas viven en albergues dentro de almacenes en el distrito industrial de la ciudad.  © ACNUR/Bassam Diab

BEIRUT, Líbano, 03 de febrero de 2017 (ACNUR) -- El viernes, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, previno a los países desarrollados de politizar la situación de los refugiados, diciendo que esto puede menoscabar el principio de solidaridad internacional con quienes huyen de la guerra y la persecución.

En un discurso posterior a su visita de cuatro días a Siria, donde presenció de primera mano la masiva destrucción causada por casi seis años de conflicto, el Alto Comisionado urgió a los países desarrollados a demostrar su solidaridad con los refugiados, en lugar de considerarlos una amenaza.

"Estas son personas que huyen del peligro, ellos no son peligrosos"

"Tenemos serias preocupaciones, estas preocupaciones no son nuevas, las hemos tenido por algún tiempo, el hecho de que el tema de los refugiados en el mundo industrial, en Europa, Los Estados Unidos o Australia, esté tan politizado. No debería ser", dijo Grandi en una conferencia de prensa en Beirut.

"Estas son personas que huyen del peligro, ellos no son peligrosos", dijo él.

Grandi, el primer oficial senior de la ONU que visitó Siria desde que Turquía y Rusia mediaron un cese al fuego el mes pasado, dijo que la reciente decisión de los Estados Unidos de suspender el programa de reasentamiento afectaría de forma negativa a las personas más vulnerables.

"El reasentamiento significa tomar refugiados de un lugar como Líbano, donde ya han sido reconocidos como refugiados, seleccionar a las personas más vulnerables y llevarlas a otros lugares", dijo él. "Si debilitamos este programa, como se ha hecho en Estados Unidos, se debilita de forma muy peligrosa la solidaridad internacional con los refugiados".

ACNUR estima que 20.000 refugiados en circunstancias precarias pudieron haber sido reasentados en los Estados Unidos en los 120 días cubiertos por la suspensión. Grandi expresó su esperanza de que los Estados Unidos retomen el reasentamiento una vez que concluya la revisión interna del programa.

Mientras tanto en Siria, el Alto Comisionado se reunió con algunas personas que luchan por reconstruir sus vidas entre las ruinas del este de Alepo y la antigua ciudad de Homs, y recalcó las urgentes necesidades humanitarias que enfrentan millones de sirios.

Él describió el progreso en sus conversaciones sobre el acceso humanitario en áreas de difícil acceso con el Gobierno de Siria, y expresó la esperanza de que algunos convoyes de ayuda puedan llegar a partes de Homs en los próximos días.

Sobre el retorno de refugiados a Siria, el Alto Comisionado dijo que a pesar de que muchas personas estaban entusiasmadas por volver a casa, la situación política y de seguridad en el país hace que sea imposible que grandes cantidades de personas lo hagan.

"Eventualmente, las personas necesitan volver a Siria, y todos coincidimos con que esta es la solución ideal. Pero tenemos que ser pacientes", dijo él. "Es necesario lograr más progresos en políticas, después en economía e infraestructura, para que las condiciones permitan el retorno de grandes cantidades de personas".