Comunicado de prensa conjunto entre el Sr. Canciller Jorge Faurie y el Sr. Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados Filippo Grandi

Reunión entre el Canciller de la República Argentina, Jorge Faurie y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.  © ACNUR/ Paola Toriano

BUENOS AIRES, Argentina - El Canciller Jorge Faurie y el Sr. Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, mantuvieron una reunión esta mañana en la sede de la Cancillería Argentina con el objeto de analizar las temáticas de interés mutuo.

El Alto Comisionado reconoció los altos estándares de derechos humanos desarrollados por la República Argentina para la protección y búsqueda de soluciones duraderas de personas refugiadas y solicitantes de asilo y su compromiso con el principio de responsabilidad compartida, en el marco de la próxima adopción del Pacto Global sobre Refugiados y de la agenda regional determinada por el Plan de Acción de Brasil.

Por su parte, el Canciller Faurie reafirmó el compromiso de la Argentina con la protección de los refugiados y solicitantes de tal condición, así como el respeto irrestricto al principio de no devolución de acuerdo con la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y la Ley General de Reconocimiento y Protección al refugiado vigente en el país.

El Canciller Faurie y el Alto Comisionado coincidieron en que el desplazamiento de personas refugiadas y migrantes desde Venezuela implica una situación inédita para la región, en particular para los países que deben acoger a un número significativo de ellas. Ambos resaltaron que, a pesar de que las circunstancias individuales y las razones de estos movimientos varían, en una proporción significativa se trata de personas que presentan necesidades de protección internacional.

En este sentido, el Alto Comisionado destacó particularmente las acciones implementadas por la República Argentina al otorgar residencias a alrededor de 130.000 venezolanos desde el año 2012, como una forma alternativa de protección, así como por la gestión de las solicitudes de la condición de refugiado presentadas durante los últimos años por personas de esta nacionalidad.

En este contexto, se manifestó la importancia de aplicar la definición regional de refugiado contenida en la Declaración de Cartagena, incluida en la legislación de 15 países de la región, a las solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiado presentadas por nacionales venezolanos.

En el encuentro, el Alto Comisionado agradeció a la República Argentina su compromiso con el “Programa Siria”, basado en el modelo de patrocinio comunitario para el reasentamiento de refugiados.

En ese marco, el Canciller destacó el apoyo recibido por el “Mecanismo de Apoyo a Países Emergentes de Reasentamiento” y por los recientes proyectos en ese mismo sentido financiados por la Unión Europea e implementados por ACNUR y la OIM y la Iniciativa global para el Patrocinio de Refugiados.

Asimismo, el Sr. Grandi destacó la reciente presentación del proyecto de Ley de Apatridia ante la Cámara de Diputados de la Nación que, en caso de obtener su aprobación legislativa, consolidaría el compromiso del país con la erradicación de la apatridia en la región, en línea con el Plan de Acción de Brasil.

El Canciller Faurie y el Alto Comisionado Grandi finalizaron la reunión reafirmando la importancia de continuar avanzando en el estrecho trabajo conjunto que el país y la oficina del ACNUR realizan a favor de las personas refugiadas.