Hacia un Pacto Mundial sobre Refugiados

El 19 de septiembre de 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), adoptó una serie de compromisos para mejorar la protección de los refugiados y migrantes. Dichos compromisos se conocen como la Declaración de Nueva York para los Refugiados y Migrantes, en donde los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas acordaron que proteger a quienes se ven obligados a huir y apoyar a los países que los albergan son responsabilidades internacionales compartidas que deben ser asumidas de manera más equitativa y predecible.

El Anexo 1 de la Declaración de Nueva York establece un Marco de Respuesta Integral para los Refugiados (CRRF, por sus siglas en inglés), con acciones específicas que son necesarias para garantizar: medidas de recepción y admisión rápidas y bien fundamentadas; apoyo a las necesidades inmediatas y persistentes (por ejemplo, protección, salud y educación); apoyo a las instituciones nacionales/locales y a las comunidades que reciben refugiados; y mayores oportunidades para el desarrollo de soluciones duraderas. Así mismo, insta al ACNUR a aplicar el Marco a situaciones particulares, en estrecha coordinación con los Estados pertinentes y con la participación de otros organismos de las Naciones Unidas, y a otras partes interesadas, así como evaluar su impacto con miras a un mayor perfeccionamiento.

Sobre la base de este trabajo, se solicita al Alto Comisionado para los Refugiados que proponga un ‘Pacto Mundial sobre Refugiados” en su informe anual a la Asamblea General en 2018, para que sea considerado por la Asamblea en su septuagésima tercera sesión.

El pacto es una oportunidad única para fortalecer la respuesta internacional a los grandes movimientos de refugiados y migrantes. Tendrá cuatro objetivos clave:

  1. Aliviar las presiones sobre los países que acogen refugiados;
  2. Desarrollar la autosuficiencia de los refugiados;
  3. Ampliar el acceso al reasentamiento en terceros países y otras vías complementarias;
  4. Fomentar condiciones que permitan a los refugiados regresar voluntariamente a sus países de origen con condiciones de seguridad y dignidad.

¿Qué incluirá el pacto global sobre refugiados?

Como se describe en la 'hoja de ruta' del ACNUR, el pacto mundial sobre refugiados tendrá dos partes:

  1. El Marco Integral de Respuesta Integral para los Refugiados, como ya lo acordaron los Estados Miembros en la Declaración de Nueva York.
  2. Un programa de acción que se basará en buenas prácticas de todo el mundo y establecer medidas específicas que los Estados miembros de la ONU y otros deberán tomar para poner en práctica los principios de la Declaración de Nueva York.

El programa de acción proporcionará un plan para garantizar que los refugiados tengan un mejor acceso a la salud, la educación y las oportunidades de sustento y que estén incluidos en sus comunidades de acogida desde el principio. También establecerá formas tangibles en que los gobiernos anfitriones pueden recibir apoyo cuando se enfrenten a grandes movimientos de refugiados, y sistemas de responsabilidad compartida. Esto podría incluir, por ejemplo, arreglos de reserva y asociación para desplegar experiencia técnica, la liberación de reservas de fondos o la activación de cuotas de reasentamiento.

¿Cómo se desarrollará el pacto mundial sobre refugiados?

El pacto mundial sobre refugiados se está desarrollando a través de tres procesos interrelacionados:

  1. El Marco Integral de Respuesta a los Refugiados continuará aplicándose a países o situaciones específicos, incluso tomando lecciones de situaciones de refugiados existentes o pasadas. 
  2. Se están llevando a cabo discusiones temáticas sobre los aspectos clave del Marco Integral de Respuesta a los Refugiados con la participación de los Estados Miembros de las Naciones Unidas, ONG, académicos, expertos, grupos de defensa y otras partes interesadas. Estas discusiones se llevarán a cabo en sesiones específicas desde julio de 2017, así como en foros existentes, como las Consultas Anuales del ACNUR de 2017 con ONG’s en junio de 2017. Los temas clave incluirán: enfoques regionales pasados ​​y actuales para grandes movimientos de refugiados y migrantes; medidas que deben tomarse para la recepción y admisión de refugiados; apoyo a las necesidades inmediatas y continuas de los refugiados y las comunidades de acogida; y soluciones duraderas para las personas refugiadas. 
  3. A fines de 2017 se realizará una evaluación de los progresos realizados y las lecciones aprendidas, incluido el Diálogo del Alto Comisionado sobre los desafíos de la protección en diciembre.

El ACNUR producirá y distribuirá un borrador del pacto mundial propuesto sobre refugiados. Las consultas formales se llevarán a cabo entre febrero y julio de 2018, e informarán el texto final que propondrá el Alto Comisionado en su informe anual de 2018.

Información adicional: