Domingo, 19 Abril 2015 
Página principal Iraq
Noticias y actualizaciones de la situación humanitaria
Estadísticas
Antecedentes de la crisis
Actualización sobre la situación de financiamiento

La situación en los países vecinos
República Islámica del Irán
Jordania
Kuwait
Arabia Saudita
Siria
Turquía

Mapas de Iraq y la región
Enlaces de interés
Página del ACNUR en árabe
Página principal del ACNUR

Donar dinero

Emergencia en Iraq

Iraq:incertidumbre y oportunidades

La guerra en Iraq no causó desplazamientos masivos. Muchos iraquíes celebraron el término del poderío de Saddam Hussein, pero la caída del régimen ha causado un colapso de las condiciones de seguridad por la falta de autoridades, que resultó en saqueos generalizados y en la carencia de la mayoría de los servicios públicos.

Por primera vez en muchos años, más de un millón de iraquíes realizaron su peregrinaje anual a la capilla shiita de Karbala, una tradición prohibida bajo Hussein. Algunos iraquíes utilizaron su recuperada libertad para iniciar la búsqueda de familiares desaparecidos, un esfuerzo que por lo general terminó en el descubrimiento de fosas de entierro masivas, sin distintivos.

Si bien se estimaba que para los cuatro millones de iraquíes que viven en el extranjero, incluyendo a un millón de solicitantes de asilo, refugiados y otros iraquíes bajo la protección del ACNUR en los países vecinos, los cambios proporcionarán oportunidades para retornar, las perspectivas actuales indican lo contrario. Las oficinas del ACNUR en la región comenzaron a diseñar programas de retorno voluntario para más de un millón de iraquíes, que se implementarían una vez que la situación se estabilizara. Pero luego de los atentados sufridos por Naciones Unidas en Iraq y el subsecuente retiro de sus agencias en la zona, la continua situación de inseguridad y los constantes enfrentamientos, el ACNUR ha solicitado mantener tanto la suspensión de las devoluciones forzosas a Iraq, como de la devolución de los solicitantes de asilo iraquíes a países cercanos a la región, aunque éstos hayan transitado o permanecido en dichos países. Además ha recomendado que a los Estados conceder algún tipo de protección temporal a los solicitantes de asilo iraquíes, (incluyendo a los que puedan llegar) y aconseja a los gobiernos reanudar el estudio individual de las solicitudes de asilo, teniendo en cuenta las nuevas necesidades de protección.

Además se está tratando de ayudar a los refugiados de terceros países que antes disfrutaban del apoyo del gobierno iraquí, pero que ahora se ven enfrentados a hostigamientos y evicciones forzadas por parte de sus anfitriones iraquíes. A principios de abril, varios miles de palestinos y refugiados iraníes huyeron de sus hogares en Iraq como consecuencia de la inestabilidad, la inadecuada situación de seguridad y los escasos suministros. Algunos han intentado dejar Iraq.

El ACNUR envió carpas, mantas, colchones, hornos y otros elementos a los desplazados palestinos de Bagdad, que continúan alojados en tierra de nadie, vivendo en precarias condiciones. Nuestros funcionarios brindaron ayuda a cientos de recién llegados en Jordán, mientras negociaban con Irán la apertura de las fronteras para los refugiados que buscaban regresar a su patria.

El conflicto iraquí parece alargarse y se espera que las condiciones se tornen más dificiles para la población civil con la llegada del invierno.

Vea la Actualización del llamamiento de protección internacional a los solicitantes de asilo de Iraq emitida por el ACNUR el 31 de octubre de 2003.


Boletines Humanitarios del ACNUR
Últimas Noticias