Myanmar: ACNUR y PNUD listos para las primeras evaluaciones de pueblos en el Estado de Rakhine

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Un grupo de rohingya desplazados espera la llegada del Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi, en el campo de Sittwe (Estado de Rakhine, Myanmar).  © ACNUR/UNHCR/Roger Arnold

Tres meses después de la firma de un Memorándum de Entendimiento entre ACNUR, PNUD y el Gobierno de Myanmar, la Agencia de la ONU para los Refugiados y el Programa de la ONU para el Desarrollo se encuentran listas para comenzar a evaluar la situación en 23 pueblos pertenecientes a 13 administraciones territoriales (Village Tracts), así como en otras 3 administraciones territoriales adicionales.

Las evaluaciones constituyen únicamente un primer paso, con la expectativa de que posteriormente se amplíe el acceso para llevar a cabo evaluaciones integrales a gran escala que seguirán siendo necesarias. Mientras tanto, continúa el diálogo sobre las posibles modalidades de acceso efectivo a todas las áreas del Estado de Rakhine contempladas en el Memorándum: los municipios de Maungdaw, Buthidaung y Rathedaung. 

Las evaluaciones en este listado inicial de administraciones territoriales -parte de un plan de trabajo más amplio que se discute con las autoridades de Myanmar desde julio-, comenzaran tan pronto se reciban las autorizaciones para los equipos. Comenzando por una evaluación de las necesidades para identificar e implementar proyectos de rápido impacto, ACNUR y PNUD esperan poner en marcha de medidas que permitan restablecer la confianza y la cohesión social con las comunidades que permanecen en el Estado de Rakhine.

No obstante, se necesitan avanzar con urgencia en tres áreas claves contempladas en el memorándum: acceso efectivo al Estado de Rakhine; garantizar la libertad de movimiento para todas las comunidades y abordar las causas de la crisis, lo que incluye trazar una hoja de ruta para que quienes cumplan los requisitos necesarios obtengan la ciudadanía. ACNUR y PNUD mantienen su compromiso de aplicar el contenido del memorándum y apoyar los esfuerzos del Gobierno de Myanmar en la búsqueda de soluciones integrales y duraderas a la crisis en el Estado de Rakhine.