Colombia: Desplazados internos en zonas urbanas

3 de diciembre de 2010

En la indiferencia del resto del mundo, el violento conflicto interno que azota Colombia desde hace cuatro décadas ha obligado a más de de 3,5 millones de colombianos a huir de sus hogares y nuevos desplazamientos se registran casi todos los días. Algunos buscan la seguridad en el extranjero, sin embargo, el 80 por ciento de los desplazados se asienta en los principales centros urbanos del país.

Para muchos de ellos las ciudades representan la anhelada seguridad después de que sus seres queridos fueron asesinados, o de que salvaron a sus hijos del reclutamiento forzado. Aún así, los lugares donde consiguen establecerse son a menudo los barrios más pobres, ubicados en empinadas colinas o en zonas costeras sujetas a inundaciones.

Quienes proceden de las zonas rurales encuentran a menudo dificultades en ganarse la vida en las ciudades. No pudiendo dedicarse a la agricultura, tienen que encontrar otros trabajos para ganar suficiente dinero para alimentar a sus familias. 

Muchos desplazados también están traumatizados. Por ejemplo, algunas mujeres que antes trabajaban y eran independientes, ahora necesitan constantemente de alguien que las acompañe. 

El ACNUR trabaja en conjunto con el Gobierno de Colombia para brindar servicios a la población desplazada. Una primera etapa de importancia fundamental fue la colaboración de largo plazo que permitió emitir documentos de identidad para más de 700.000 desplazados colombianos.