El proyecto "Empoderando a las Refugiadas" comienza su tercer año poniendo el foco en la empleabilidad de las mujeres en São Paulo

El lanzamiento del proyecto en 2018 contó con la presencia de 28 refugiadas de diferentes nacionalidades que buscan perfeccionar sus conocimientos para adentrarse en el mercado de trabajo brasileño.

Mujeres en situación de asilo, representantes de las empresas participantes y facilitadores estuvieron juntos en el lanzamiento del proyecto Empoderando a las Refugiadas 2018, dentro del Grupo Mujeres de Brasil.

Mujeres en situación de asilo, representantes de las empresas participantes y facilitadores estuvieron juntos en el lanzamiento del proyecto Empoderando a las Refugiadas 2018, dentro del Grupo Mujeres de Brasil.  © ACNUR/Fellipe Abreu

SÃO PAULO, Brasil, 9 de agosto de 2018 (ACNUR) – Mujeres procedentes de la República Democrática del Congo, Siria y Venezuela se reunieron ayer en la sede del Grupo Mujeres de Brasil, en São Paulo, en busca de algo en común: nuevos conocimientos, información sobre el mercado de trabajo y ampliación de la red de contactos para poder cualificarse profesionalmente y buscar oportunidades de trabajo de acuerdo con su formación.

Con este propósito, la Red Brasil del Pacto Global, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y ONU Mujeres lanzaron el proyecto “Empoderando a las Refugiadas”, dentro de su tercer año. El proyecto tiene como objetivo concienciar a las empresas sobre las amplias ventajas de contratación de refugiados y preparar a las mujeres para entrar a formar parte del mercado de trabajo brasileño.

“Mi participación en el proyecto “Empoderando a las Refugiadas” me ha ayudado a fortalecerme en Brasil. Sabemos que la llegada siempre es difícil, pero es necesario mirar hacia adelante. Soy madre de cinco niños y he luchado desde el principio en busca de un sueño sin desistir. La mujer es fuerte, puede y lo consigue”, dice Prudence, congoleña participante del primer año del proyecto, en 2016, compartiendo sus logros y motivando al nuevo grupo de mujeres formado este año.

Durante el primer encuentro de esta nueva edición del proyecto, que cuenta con el apoyo de empresas como ABN AMRO, Carrefour, Facebook, Pfizer, Renner y Sodexo, el grupo de 28 mujeres invitadas escuchó la experiencia de Prudence y Lucia, que también es refugiada congoleña y reafirmó la importancia del proyecto para olvidar los recuerdos del pasado que le hizo dejar su país de origen y prepararse para el futuro que tanto desea para ella y  para su familia.

La venezolana Vanessa Maria llegó a Brasil hace dos años y comienza ahora el proyecto con la expectativa de recolocarse en el mercado de trabajo, donde actualmente trabaja en ventas dentro de un pequeño comercio.

“Estoy trabajando en el comercio de São Paulo, pero quiero más ya que tengo experiencia y mucha motivación. Llegué sola a Brasil y mi familia  continúa en Venezuela. Quiero traerlos para que vivan conmigo porque la situación allí es muy difícil, dice.

A través del Programa de Apoyo para la Recolocación del Refugiado (PARR), las mujeres que participaron en el  proyecto fueron contactadas, mostrando gran interés y agradecimiento por formar parte de esta premiada iniciativa – “Empoderando a las Refugiadas” recibió el Premio de Derechos Humanos 2016 del Ministerio de Justicia. Además de la histórica asociación con PARR, la empresa Fox Time Recursos Humanos y el Grupo Mujeres de Brasil son partidarios del proyecto.

A lo largo del día, las mujeres que participaron en el proyecto hicieron una breve presentación personal y conocieron a los facilitadores que les acompañarán a lo largo de los cuatro próximos encuentros, que se darán entre agosto y noviembre de este año de este año.

Gracias a la Voluntaria en Línea Macarena Bosch por la traducción del portugués de este texto.