Tamaño del texto A A A

Blog en vivo: Equipo Olímpico de Atletas Refugiados transforma sus sueños en realidad en Río

Ellos huyeron de la violencia y la persecución pero aún destacan en sus deportes. Acompáñalos mientras sus sueños se hacen realidad.

Díez refugiados hicieron historia en Río de Janeiro, conformando el primer Equipo Olímpico de Refugiados. Este incluye dos nadadores sirios, dos yudocas de la República Democrática del Congo, un maratonista de Etiopía y cinco corredores de Sudán del Sur.

Aquí, Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, quien estuvo presente en la Ceremonia de Apertura, explica el significado del evento.

Después de la emoción de la Ceremonia de Apertura, los Juegos se pusieron en marcha y Yusra Mardini, del Equipo Olímpico de Refugiados de inmediato se hizo sentir.

Su tiempo de hecho fue 1:09.21, lo suficientemente bueno para su hit, pero no para calificar a las semifinales.

Yusra dijo que continuará mejorando. “Volví a nadar tan solo hace dos años, así que apenas estoy llegando a mi nivel de antes. Pero estoy satisfecha”, le comentó a Luiz Godinho, funcionario del ACNUR en Brasil.

Mientras tanto, el mensaje de que el #TeamRefugees es el mejor show de Río se sigue transmitiendo.

Más tarde el sábado, el Alto Comisionado visitó a los atletas en la Villa Olímpica. Aquí es fotografiado con la heroína maratonista de Kenia Tegla Laroupe, quien es también cabeza del Equipo Olímpico de Atletas Refugiados.  

Viernes 5 de agosto

Frente a una multitud de aplausos y ovación de pie, diez atletas refugiados hicieron historia el viernes mientras marchaban en el afamado Estadio de Maracaná durante la  Ceremonia de Apertura de Río 2016.

Rose Nathinke Lokonyen, corredora sur sudanesa de 23 años, guio al primer Equipo Olímpico de Atletas Refugiados al estadio con la pancarta del Comité Olímpico Internacional (COI) con los gritos de una multitud en éxtasis.

El Presidente Obama envió un mensaje de apoyo a los atletas refugiados antes de que entraran al estadio.  “Hoy, el primer Equipo de Atletas Refugiados estará frente al mundo y probarán que se puede tener éxito sin importar de dónde eres”, declaró.

Filippo Grandi, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, habló de su emoción en la recepción que se hizo al Equipo de Refugiados.

“Estaba muy nervioso, esperando por ellos, estaba muy lleno de expectativas, cómo la multitud del Estadio de Maracaná  reaccionaría, y tengo que decir que no me decepcionó, porque cuando anunciaron al Equipo en tres idiomas, todos se levantaron y aplaudieron. Eso dice mucho sobre la fuerte solidaridad no solo de Brasil, sino del mundo entero”, dijo.

La Ceremonia de Apertura inició con un asombroso espectáculo de arte y cultura de Brasil. Con un estimado de mil millones de personas viendo el espectáculo en todo el mundo, Brasil demostró su famosa música y danza.

Empezó con un show de luces y sonidos asombroso que se devolvía a los orígenes de la vida en la selva brasileña, después con la llegada de los exploradores de Portugal a las tribus indígenas, seguido por una sección que representó la llegad de los esclavos africanos hace más de 400 años.

Siguió representando el crecimiento de las ciudades en el siglo 20, que incluía una escena coreografiada con acróbatas en bloques que asemejaban los rascacielos. Concluyó con una advertencia sobre los peligros del cambio climático.

El conteo inició. Solo unas horas antes del inicio, y en el ambiente de Maracaná ya se siente la electricidad.

Rose Nathike Lokoyen después guio al equipo al famoso Estadio.

“Me siento muy entusiasmada. Es la primera oportunidad para que los refugiados participen en las Olimpiadas, y nos da la esperanza para alentar a generaciones más jóvenes de refugiados que aún están en los campamentos, para que continúen con sus talentos”, le dijo al ACNUR en una entrevista.

Rose, quien desde los ocho años creció en el campamento en Kakuma, Kenia, dice que la vida ahí ha sido dura. Pero con la ayuda de otras personas, ella ha sobrellevado muchos desafíos, y se ha convertido en un ejemplo para otros refugiados en el mundo.

“A pesar de los desafíos que estamos enfrentando, estamos realmente felices porque el ACNUR nos da las facilidades, las necesidades básicas, albergue, comida. Estamos muy felices. Lo mismo con la educación, eso nos lo dan a los refugiados”, dijo.

Mientras tanto, el Papa se unió a millones de personas en todo el mundo para desearle al Equipo la mejor de las suertes.  

Jueves 4 de agosto

Solo falta un día para la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos Río 2016, y el entusiasmo en el Equipo Olímpico de Atletas Refugiados llega a su punto máximo. Posterior a la bienvenida del primer Equipo Olímpico de Atletas Refugiados en la Villa Olímpica, el Comité Olímpico Internacional anunció que Rose Nathike, atleta de 800 metros y originaria de Sudán del Sur, portará la bandera del equipo en la Ceremonia de Apertura.

Como abanderada, Rose y sus compañeros de equipo caminarán antes que la delegación nacional de Brasil. La joven corredora llegó al campamento de refugiados de Kakuma, Kenia en 2002 y es parte de la Fundación Tegla Loroupe. Hoy, los atletas recibieron un visita del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon. Él les deseo lo mejor y les dijo que estaban haciendo historia para los refugiados del mundo.

Anoche, pudieron descansar en la ceremonia para el equipo, y para otros, en la Villa Olímpica. 

Miércoles 3 de agosto

La Antorcha Olímpica llegó a Río de Janeiro en barco. La fiebre por los Juegos crece de cara a la Ceremonia de Apertura del viernes.

A través de su viaje, la antorcha fue llevada, en varias ocasiones, por refugiados.

Martes 2 de agosto

Con solo tres días para la Ceremonia de Apertura, el entusiasmo en Río y entre los atletas refugiados sigue creciendo.

Hoy se presentó formalmente al equipo completo en una reunión con los miembros del COI.

Yusra Mardini de 18 años, y Yiech Pur Biel de 21, agradecieron tanto al Comité Olímpico Internacional como al ACNUR por su ayuda para asistir a los Juegos Olímpicos Río 2016 como parte del primer equipo de refugiados.

Ambos contaron de forma emotiva lo que esta ocasión significa para ellos, y agradecieron a todo el equipo del COI por hacer posible este evento sin precedentes.

Yusra, quien hace un año nadaba por su vida cuando el bote inflable en el que cruzaba de Turquía a Grecia se empezó a inundar, dijo: “Gracias (COI) por estar aquí hoy, por la decisión que ustedes tomaron,… permitirnos estar aquí, en este evento de paz que son las Olimpiadas. Gracias a todos los que nos dieron la oportunidad de estar aquí, y poder seguir nuestros sueños de nuevo”.

Thomas Bach, Presidente del COI presentó al equipo de 10 miembros, uno por uno, a los miembros del Comité, y de nuevo rindió homenaje al ACNUR por acompañar a los atletas, y por ayudar a crear los equipos en asociación con el COI.

“Muchas gracias al ACNUR. Sin su ayuda no hubiera sido posible seleccionar, entrenar y hacer que ellos (los refugiados) viajaran aquí hoy. Su participación en los Juegos Olímpicos es una señal de esperanza para los refugiados de todo el mundo. Ellos no tenían un país o una bandera con la cual participar. Pero ahora sí la tienen”, dijo Bach, en medio de los aplausos.

“También les ofrecimos un hogar, la Villa Olímpica. El Equipo Olímpico de Atletas Refugiados creará mayor conciencia en el mundo sobre la causa de los refugiados, demostrando que todos podemos contribuir con la sociedad”, añadió Bach.

Pur Biel, corredor de Sudán del Sur y que ha sido refugiado durante la mitad de su vida, dijo que considera al COI y al ACNUR como los padres que apenas conoció.

“Las personas piensan que no hacemos nada en el campamento de refugiados, pero sí lo hacemos. Nunca podremos olvidar lo que el COI y el ACNUR hicieron por nosotros, fueron como padres. Sentimos pertenencia a esta comunidad, como seres humanos. Este es el inicio de nuestras vidas, y las cambiará para siempre. Gracias a todos y que Dios los bendiga”.  

 

Lunes 1 de agosto

Otro día lleno de acción en Río.

Hoy se dio la inauguración del Mural Olímpico de la Tregua y la llegada del último miembro del equipo a Río. Un coro de niños refugiados residentes en Brasil, organizado por un socio local (la ONG brasileña IKMR- I know my rights) cantaron canciones de paz en el evento, asistido por el Presidente de COI y sus diputados, el Alcalde de Río de Janeiro, representantes del Gobierno de Brasil y atletas.

La Tregua Olímpica es una tradición originada en Grecia Antigua que data de 778 AdC en el siglo 8 AdC. Se anunció una tregua antes y durante los Juegos Olímpicos para asegurar que la ciudad huésped no sea atacada, y que los atletas y espectadores puedan viajar de forma segura a los Juegos y que puedan regresar a sus países. Durante este periodo de tregua, que dura hasta dos meses, se suspenden las guerras, los ejércitos tienen prohibición de amenazar los Juegos, las disputas legales se detienen, y se prohíben las condenas de muerte.

“Los atletas han dado el ejemplo de paz y coexistencia en todo el mundo. Ellos enseñan que es posible comprometerse con una competencia y vivir pacíficamente juntos. Este es el verdadero espíritu de la unidad y diversidad de las Olimpíadas”, dijo Thomas Bach, Presidente del COI.

“Compartimos los valores de paz y solidaridad con las Naciones Unidas. Es por esto que anunciamos la creación del primer Equipo Olímpico de Atletas Refugiados en la Asamblea General de la ONU el año anterior. El equipo es una señal de esperanza para todos los refugiados del mundo”, agregó.

“Este coro da esperanza por el futuro y nos inspira a trabajar aún más para entender mejor a estos chicos, para que ellos puedan trabajar en un mundo de paz”.

Yonas Kinde, el último miembro del equipo olímpico de diez atletas refugiados en llegar a Río, se unió a los otros atletas en la Villa Olímpica. El equipo será presentado formalmente a una sesión con todos los miembros de la Comisión Olímpica el martes. Yonas de 36 años, y originario de Etiopía, es maratonista y vive en Luxemburgo. 

Mientras, la antorcha Olímpica se acerca cada vez más.

Después, Yusra y Rami realizan un serio entrenamiento en la piscina.

 

Domingo 31 de julio

En una conferencia de prensa en domingo, los cinco atletas sur sudaneses hablaron emocionalmente del conflicto que los obligó a huir de su país cuando eran niños e ir al campamento Kakuma, donde crecieron con muy poco. Sien embargo todos expresaron su esperanza de poder competir con la bandera de su país algún día.

“Creo que no seremos refugiados para siempre”, dijo Rose Lokonyen, de 23 años.

La mayoría ha crecido sin su familia inmediata, pero explicaron que en los campamentos siempre había alguien que se preocupaba de ellos, y que todas sus familias “adoptivas” de refugiados estarán viendo los juegos.

“Nosotros corremos por todos los refugiados”, dijo Paulo Lokoro de 24 años, quien es ahora corredor de 800 metros.

¡Ya son ganadores! Los mensajes de apoyo de los refugiados de todo el mundo llegan a Río para desearle la mejor de las suertes al primer Equipo Olímpico de Atletas Refugiados de la historia.

Sábado 30 de julio

Las lágrimas fluyeron hoy cuando los miembros del #TeamRefugees se encontraron con la prensa mundial y hablaron de lo que significaba ser parte del primer Equipo Olímpico de Refugiados.

“Los Juegos Olímpicos son el evento deportivo más importante del mundo, y me siento muy orgulloso”, dijo Rami Anis, nadador sirio. “Pero también estoy muy triste de no poder representar a mi país, sino a las personas que lo perdieron todo”.

Yusra Mardini, nadadora siria, recordó que cuando llegó a Alemania no tenía nada: “No tenía nada, no tenía gorra, ni traje de baño, nada”.

El yudoca del Congo, Yolande Mabika, quien vive en Brasil, también expresó su tristeza: “Todos dicen que los refugiados no tienen importancia. Pero nosotros demostraremos que los refugiados son capaces de hacer todo lo que se propongan”.

En todo el mundo, refugiados y otros atletas están enviando mensajes de buenos deseos al Equipo Olímpico de Refugiados.

Llegada a Río

¡Los cinco miembros del #TeamRefugees de Sudán del Sur fueron recibidos por una gran y calurosa multitud en Río! Hicieron amigos y fueron recibidos por personas que les deseaban los mejor incluso antes de salir del aeropuerto.

El equipo del ACNUR que viajó con ellos, reportó que están muy entusiasmados, pero que se dieron cuenta del gran trabajo que tienen. Empezaron a entrenar de nuevo tan pronto tuvieron sus maletas desempacadas.

“Ser refugiado no es el fin. Podemos hacer mucho en la vida, como estos jóvenes que van a los Juegos Olímpicos. Lo que nos pasó no significa el fin, por el contrario, puede ser un inicio para convertirnos en personas más fuertes y ser ganadores”.

Zaad, uns refugiada y estudiante en Zaatari comparte su mensaje con el #TeamRefugees.

Después de ser encendida en una ceremonia en Olimpia, Grecia, la Antorcha Olímpica  fue llevada por casi 150 portadores haciendo su camino a la ciudad anfitriona de Río de Janeiro. En Grecia, Ibrahim Al-Hussein, un refugiado sirio llevó la antorcha por un centro para refugiados en Atenas. En Brasilia, Hanan Dacka de 12 años, que huyó de Siria, llevó la llama Olímpica por lo alto al inicio del relevo a través del país huésped.

Involucrar a los niños y jóvenes en deportes puede tener un impacto positivo a largo plazo, y en muchas situaciones de refugiados, el ACNUR y sus socios trabajan para organizar clubes deportivos y competencias. Pero a menudo, los niños no necesitan tanto estímulo.

Durante una visita a Kenia, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, se reunió con cinco miembros del Equipo Olímpico de Refugiados. Paulo, Yiech, Rose, Anjelina y James son todos refugiados de Sudán del Sur. Ellos vivían en el campamento de refugiados de Kakuma, Kenia, cuando fueron seleccionados para unirse al programa de entrenamiento atlético, llevado a cabo por la famosa atleta keniano, Tegla Loroupe.