ACNUR acoge con satisfacción la nueva Ley de Movilidad Humana de Ecuador

Estudiantes refugiados colombianos en la escuela comunitaria apoyada por el ACNUR en Providencia, Ecuador.  © ACNUR/Jason Tanner

El ACNUR acoge con satisfacción la aprobación por parte de la Asamblea Nacional de Ecuador de la Ley de Movilidad Humana, que regula la situación de las personas en movimiento, incluidos los refugiados, los solicitantes de asilo, los apátridas y las víctimas de la trata.

La nueva ley, aprobada por unanimidad por la Asamblea Nacional la semana pasada, representa un paso importante en la protección de los refugiados y solicitantes de asilo y actualiza el marco para la regularización del estatus de inmigrantes, migrantes, refugiados, solicitantes de asilo, apátridas y víctimas de trata de personas y el tráfico de seres humanos, así como sus familias. La ley también establece principios importantes, como la igualdad de trato ante la ley, la no devolución de personas a países donde su vida o sus derechos básicos pueden verse amenazados ("refoulement") y la no criminalización de la migración irregular.

En particular, el ACNUR aplaude la disposición de la ley que confiere a los refugiados un estatus migratorio como residentes, favoreciendo su plena integración y permitiéndoles así contribuir al desarrollo del Ecuador. Particularmente alentador es que a los refugiados se les conceda un documento de identificación nacional expedido por el Registro Civil.

La ley toma en consideración la situación específica de los niños que necesitan protección internacional, protege a los apátridas y propone medidas para prevenir la apatridia.

En un contexto global de aumento del desplazamiento forzado, Ecuador ofrece un ejemplo de protección integral para todas las personas en movimiento, asumiendo no sólo sus responsabilidades internacionales sino también promulgando los derechos reconocidos en la Constitución ecuatoriana.

El ACNUR desea reafirmar su compromiso de continuar apoyando los esfuerzos del Ecuador para fortalecer su sistema de asilo. En este sentido, hemos ofrecido nuestra cooperación y asistencia técnica para el desarrollo de la reglamentación relacionada con la Ley de Movilidad Humana, así como otros instrumentos para garantizar el acceso a los derechos de refugiados, solicitantes de asilo y apátridas.

Ecuador acoge a más de 60.000 refugiados, de los cuales el 95% son colombianos. Esta es la mayor población de refugiados de América Latina.