Tamaño del texto A A A

ACNUR acoge la declaración de Kenia e insta a flexibilizar los plazos para los refugiados somalíes

Desde 2014, cerca de 35.000 refugiados somalíes han recibido apoyo para sus retornos voluntarios a Somalia.

GINEBRA, Suiza, 16 de noviembre de 2016 (ACNUR)- La declaración del día de hoy del Gobierno de Kenia sobre continuar la búsqueda de soluciones para los refugiados de Dadaab es muy bien recibida. Kenia he demostrado su generosidad al acoger y proteger refugiados somalíes durante muchos años, en línea con sus responsabilidades internacionales. Nos sentimos complacidos con que esta continúe siendo la posición de Kenia.

Estamos complacidos de observar el compromiso de Kenia con el apoyo a los refugiados somalíes que desean retornar a Somalia, a hacerlo de forma voluntaria, humana, segura y digna, de acuerdo con el derecho internacional. La voluntariedad de los retornos es clave.

Durante años, ACNUR ha estado involucrado en la búsqueda de soluciones a largo plazo para la situación de los refugiados en Dadaab. El 25 de junio de 2016, ACNUR y los Gobiernos de Kenia y Somalia acordaron un Plan de Acción al respecto.

Desde 2014, cerca de 35.000 refugiados somalíes han recibido apoyo para sus retornos voluntarios a Somalia. Un ejercicio de verificación que fue llevado a cabo entre julio y agosto, confirmó que la población de refugiados en Dadaab era de 283.558 personas, 58.000 menos de lo que se estimó previamente.  De igual manera, se identificaron otras 40.500 personas que, o poseen o hay registros de que han solicitado tarjetas de identidad kenianas. ACNUR también ha iniciado la reubicación de 14.000 refugiado no somalíes al asentamiento de Kakuma/Kalobeyei en Turkana, y otros 16.000 refugiados que esperan autorizaciones para reasentamiento, verán sus procesos concluidos para permitirles partir de Kenia hacia un tercer país.

Ahora el ACNUR hace un llamado al Gobierno de Kenia para que flexibilice los plazos para los diferentes elementos del plan, incluyendo los retornos a Somalia. Será difícil cumplir plazos muy rígidos. Para que las soluciones sean realmente voluntarias, las personas deben estar completamente informadas, y ser capaces de tomar sus decisiones individuales libres de presión. ACNUR continuará trabajando con el Gobierno en la búsqueda de las opciones más apropiadas.

Por lo tanto, ACNUR insta a los tomadores de decisiones a que presten atención a la implementación del Plan de Acción en todas sus dimensiones, inclusive dentro de Somalia y en toda la región. Es por esta razón que el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, recientemente asignó un Enviado Especial para la situación de los refugiados en Somalia, Embajador Mohamed Abdi Affey.

Un elemento crucial para el éxito del Plan de Acción es que la comunidad internacional realice inversiones dentro de Somalia para apoyar su progreso hacia la seguridad y la estabilidad. Esto debe incluir una asistencia más fuerte para la reintegración de los retornados, junto con el incremento en los esfuerzos para encontrar soluciones para los desplazados internos.