Tamaño del texto A A A

ACNUR actualiza sus herramientas de protección para un mundo en movimiento

Una década después de la publicación del Plan de Acción de los 10 Puntos del ACNUR, El Alto Comisionado Asistente para la Protección, Volker Türk, describe la última actualización de su marco de mejores prácticas.

GINEBRA, Suiza, 07 de diciembre de 2016 (ACNUR) - El ACNUR ha actualizado sus herramientas para proteger a las personas vulnerables en movimiento, como respuesta al fuerte aumento de los flujos mundiales de refugiados y migrantes en el decenio transcurrido desde su publicación.

El ACNUR publicó su Plan de Acción de los 10 Puntos originalmente en 2006, en este se establecía un marco para ayudar a los países a garantizar que las personas en necesidad de protección internacional viajando dentro de movimientos migratorios mixtos más amplios, pudieran ser identificadas y asistidas.

El Plan actualizado, el cual fue publicado hoy, proporciona un conjunto revisado de mejores prácticas para los estados, las organizaciones de la sociedad civil y otros socios de las Naciones Unidas, teniendo en cuenta flujos más grandes y complejos de personas, en el mundo actual.

“Lo que hace este Plan de los 10 Puntos sobre los movimientos mixtos es recolectar prácticas, buenos ejemplos y formas y medios de abordar el fenómeno de la movilidad humana en todas sus dimensiones, tanto de refugiados, como en su dimensión migratoria”, dijo el Alto Comisionado Asistente para la Protección, Volker Türk.

Türk señaló que, desde 2006, el número de personas en movimiento en todo el mundo como resultado del conflicto, la violencia y la persecución se ha duplicado a 65 millones, incluyendo a más de 21 millones de refugiados.

El aumento ha acelerado algunas dinámicas ya emergentes en la movilidad humana. Estos incluyen un aumento en el número de personas que buscan seguridad más allá de los países de primer asilo, como Europa y otras partes del mundo como el Triángulo Norte de Centroamérica y el Sureste Asiático, así como el uso creciente de rutas de tráfico y trata por parte de los flujos mixtos de refugiados, solicitantes de asilo y migrantes.

“Está claro que países y organizaciones como el ACNUR y las ONG tendrán que lidiar con estas nuevas realidades", dijo Türk. "El Plan de los 10 Puntos muestra prácticamente, sobre la base de más de 100 nuevos ejemplos que se agregaron para hacer el caso, que de hecho se puede manejar y abordar estos fenómenos”, agregó.

Proporciona un enfoque detallado para ayudar a los estados y trabajadores humanitarios a identificar a las personas vulnerables en movimiento y en necesidad de protección internacional, y responder adecuadamente a sus necesidades, dijo Türk.

Dio como ejemplo la identificación y salvaguarda de las mujeres víctimas de la trata, para que así puedan testificar contra los tratantes. Otros ejemplos incluyen la provisión de alternativas a la custodia de los niños, especialmente niños no acompañados y separados, y la satisfacción de las necesidades especiales de las personas especialmente vulnerables, incluidos los refugiados que sufren traumas.

“A veces tenemos personas que están muy traumatizadas como resultado de lo que han pasado y debemos tener una respuesta adecuada para eso. Es necesario atender a las personas de una manera apropiada”, dijo Türk.

“Por lo tanto, todos estos ejemplos que se recogen en este documento ayudarán a los responsables de todo el mundo a lidiar con la movilidad humana de una manera humana y positiva, lo que demuestra que podemos hacer frente colectivamente a los desafíos”, agregó.