ACNUR aplaude apoyo municipal a albergue para solicitantes de asilo en Panamá

El Hogar Luisa es un espacio seguro que forma parte de la respuesta de protección y soluciones del ACNUR y sus socios en Panamá.

Firma de la Carta de Cooperación entre la Iglesia Católica Arquidiócesis de Panamá y la Alcaldía de Panamá.

Firma de la Carta de Cooperación entre la Iglesia Católica Arquidiócesis de Panamá y la Alcaldía de Panamá.  © Alcaldía de Panamá

CIUDAD DE PANAMÁ, Panamá, 27 de abril de 2017 (ACNUR) – ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, acoge con agrado la firma de la Carta de Cooperación entre la Iglesia Católica Arquidiócesis de Panamá y la Alcaldía de Panamá para la ejecución de programas de asistencia humanitaria al Centro de Acompañamiento Integral a Refugiados Hogar Luisa (CAI Hogar Luisa). A través de esta Carta de Entendimiento, el Municipio de Panamá apoyará financieramente las actividades regulares del CAI Hogar Luisa.

El Hogar Luisa es un espacio seguro que forma parte de la respuesta de protección y soluciones del ACNUR y sus socios en Panamá. El Hogar, administrado por la Pastoral de Movilidad Humana de la Iglesia Católica tiene como objetivo principal fortalecer las capacidades locales de recepción y asistencia a los solicitantes y refugiados en Panamá.

"El ACNUR felicita a la Iglesia Católica y al Municipio de Panamá por la firma de la Carta de Entendimiento. Este compromiso representa el interés de Panamá de continuar fortaleciendo espacios seguros para las personas refugiadas y solicitantes de dicha condición en el país y así brindarles la protección que necesitan" indicó José X. Samaniego, Representante Regional del ACNUR para América Central Cuba y México.

En 2016, el CAI Hogar Luisa asistió a 294 personas a través de sus diversos programas que incluyen albergue temporal, acceso a servicios de salud, integración laboral, seguridad alimentaria, talleres de desarrollo de habilidades, orientación social y actividades comunitarias y de integración. El Hogar Luisa ha estado asistiendo a personas refugiadas desde 2014 con el apoyo del ACNUR.