Tamaño del texto A A A

ACNUR condena las muertes de refugiados en Yemen y pide una investigación

Aún no están claras las circunstancias que rodean el ataque perpetrado el jueves.

GINEBRA, Suiza, 20 de marzo de 2017 (ACNUR).- La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) condena el incidente del pasado jueves en el que resultaron muertas 42 personas, entre ellas refugiados, cuando se abrió fuego contra una embarcación que llevaba 145 personas a bordo –entre ellas mujeres y niños- en la costa este yemení, cerca de Al Hudaydah.

“Más de 40 vidas se han perdido en este ataque injustificado sobre civiles indefensos que huían de la violencia y el conflicto”, expresó el Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi. “Quedan muchas preguntas por responder acerca de la circunstancias de este horrible suceso. Hacemos un llamamiento a todas las partes en conflicto a hacer las investigaciones pertinentes para asegurar la rendición de cuentas y para evitar que esto vuelva a ocurrir”.

Las circunstancias que rodean el ataque perpetrado el jueves no están claras aún; según el derecho internacional, los civiles no deben ser atacados y las partes en conflicto deben hacer lo posible para protegerlos.

“Los civiles están sufriendo desproporcionadamente las consecuencias del conflicto y de la crisis humanitaria en Yemen”, afirmó Grandi. “Más que nunca, Yemen necesita la paz. Solo una solución política pacífica puede poner final al sufrimiento y la miseria actuales”.

El personal de ACNUR en el terreno ha estado dando apoyo a las familias de las víctimas mortales y a los sobrevivientes al ataque.

Yemen, inmersa en una crisis humanitaria, se encuentra en riesgo de hambruna. De los tres millones de yemenís desplazados, un millón ha retornado a sus hogares bajo condiciones precarias y otros dos millones permanecen desplazados. El país alberga también a 280.000 refugiados registrados y solicitantes de asilo, la mayoría de Somalia. El año pasado, más de 117.000 refugiados y migrantes llegaron a Yemen.