ACNUR condena los ataques a guardias fronterizos jordanos, y expresa sus condolencias

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, expresó sus más profundas condolencias a Jordania y a las familias de los soldados que murieron o resultaron heridos durante un ataque ayer en un puesto fronterizo en el noreste de Jordania.

"El ACNUR lamenta las vidas perdidas durante este atentado", dijo Grandi, condenando el ataque. Este tuvo lugar cerca del área de espera para sirios que desean entrar a Jordania. Al menos seis soldados jordanos fueron asesinados en el ataque en la remota región.

El Alto Comisionado elogió el profesionalismo y la dedicación de los oficiales de seguridad en la frontera al manejar el ingreso de cientos de miles de refugiados sirios desde el 2011.

De igual manera, El Alto Comisionado reitera la gran responsabilidad que Jordania está acarreando, y de nuevo urge que la comunidad internacional apoye al gobierno, y a las comunidades de acogida en Jordania.