Tamaño del texto A A A

ACNUR envía ayuda de emergencia a las víctimas de las inundaciones en Argelia

ACNUR ha enviado por vía aérea ayuda de emergencia a unas 11.000 familias de refugiados en cinco campamentos en el sur de Argelia, devastados por las inundaciones.

TINDOUF, Argelia, 30 de octubre de 2015 (ACNUR) - La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha enviado por vía aérea ayuda de emergencia, como tiendas, mantas y lonas de plástico, para que se distribuya a unas 11.000 familias de refugiados que viven en los cinco campamentos situados al sur de Argelia, que han resultado devastados por lluvias torrenciales e inundaciones.

Tormentas fuera de estación provocaron lluvias torrenciales en la región durante más de una semana, hasta el 26 de octubre, provocando daños a su paso y destrozando casas de ladrillo, tiendas, hospitales, escuelas y carreteras en los campamentos de Laayoune, Boujdour, Awserd, Smara y Dakhla, en los que se alojan miles de refugiados saharauis.

El primero de los dos aviones procedentes de Accra (Ghana) transportaba 5.000 mantas de lana, 1.000 kits de cocina, 1.000 bidones, 5.000 lonas de plástico, 750 tiendas familiares y 200 rollos de plástico, que se distribuyeron a 11.000 familias afectadas el pasado miércoles, 28 de octubre. Está previsto que hoy (30 de octubre) llegue un segundo avión con ayuda.

Los primeros expertos consultados dijeron que, después de realizar una evaluación preliminar, alrededor del 60% de los edificios públicos de los campamentos necesitarán algún tipo de reconstrucción tras las inundaciones.

Según Hamdi Bukhari, representante del ACNUR, el alcance de la devastación en Tindouf es sobrecogedor; hasta donde alcanza la vista todo está cubierto de agua. Miles de familias han perdido sus hogares de la noche a la mañana y también una gran parte de sus pertenencias.

Bukhari afirmó que la ayuda enviada por vía aérea compensará en parte sus pérdidas, aunque la reconstrucción de sus vidas será una tarea ingente, y dijo que el ACNUR está dispuesto a apoyar estos esfuerzos. “Ahora, lo más urgente es proporcionar alojamiento, alimentos y agua”, añadió.

El ACNUR está encabezando la respuesta de emergencia con la ayuda del Gobierno de Argelia, otros organismos de las Naciones Unidas y los socios sobre el terreno.

Las necesidades más inmediatas son alimentos, agua potable y alojamiento. Ya ha comenzado la distribución de artículos de emergencia empezando por los hogares más afectados.

El ACNUR está encabezando una evaluación de los alojamientos para determinar el número de casas dañadas que necesitarán rehabilitación inmediata antes de que llegue el invierno.

Este mes coincide con el 40 aniversario del asentamiento en los campamentos próximos a Tindouf, donde viven los saharauis que huyeron del Sáhara Occidental en 1975. Pese a que esta es una de las situaciones de refugiados más prolongadas del mundo, son muy pocas las personas que conocen esta crisis, a la que a menudo nos referimos como una “crisis olvidada” y a los refugiados saharauis como un “pueblo olvidado”.

Antes de las inundaciones, los organismos de las Naciones Unidas y las organizaciones humanitarias que operan en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf vienen padeciendo una grave escasez de fondos, lo que ha limitado sus actividades normales, incluido el suministro de ayuda alimentaria. Para responder a esta crisis, el ACNUR, la OMS, el UNICEF y el PMA han lanzado esta semana un llamamiento conjunto para obtener fondos por un importe de 20 millones de dólares (USD).

Gracias a la Voluntaria en Línea Luisa Merchán por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.