Tamaño del texto A A A

ACNUR: es esencial trasladar más rápido a las personas desde las islas griegas a la península

El traslado de solicitantes de asilo desde las islas al continente griego sólo se permite después de haber completado el proceso de registro, o en casos de especial vulnerabilidad.

GINEBRA, Suiza, 6 de enero de 2017 (ACNUR) - La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, reitera hoy su llamamiento a acelerar el traslado de solicitantes de asilo desde las islas del mar Egeo a la península griega. A pesar de los recientes esfuerzos para mejorar la situación, las condiciones siguen siendo deficientes en muchos de los campamentos en las islas. La necesidad de garantizar una mejor protección se agudizará este fin de semana, para cuando se espera un descenso de temperaturas en las islas.

La situación actual en Samos, Quíos y Lesbos es particularmente preocupante. En Samos, alrededor de 700 personas, entre las cuales hay niños y otras personas vulnerables, permanecen en tiendas de campaña sin calefacción en el Centro de Recepción e Identificación. Si bien ACNUR y sus socios han repartido cientos de mantas térmicas, sacos de dormir y kits de protección frente al invierno, está claro que las personas estarían mejor en territorio peninsular y deberían ser trasladadas con mayor agilidad y en mayor número.

En Quíos, en el campamento de Souda, ACNUR ha estado trabajando junto a sus socios en la instalación de calefactores eléctricos en cada unidad de alojamiento y está enviando más artículos de primera necesidad para ayudar a las personas a protegerse del frío invernal, así como combustible para calefacción. En Lesbos, se han montado dos grandes carpas con calefacción en el campamento de Moria y otra en la costa norte. Asimismo, se está trabajando junto a Eurorelief para dotar de aislamiento y suelos de madera a más tiendas de campaña.

El traslado de solicitantes de asilo desde las islas al continente griego sólo se permite después de haber completado el proceso de registro, o en casos de especial vulnerabilidad. La lentitud del proceso de registro y de identificación de personas vulnerables, unido a la escasez de plazas adecuadas en el continente, han sido factores que han retrasado los traslados. Esto ha contribuido, entre otras cosas, a un severo hacinamiento en las instalaciones de las islas, construidas para albergar a un número mucho menor de personas, y a un aumento de los riesgos de protección.

En la península, las dificultades a las que se enfrentaba ACNUR en las últimas semanas se han ido reduciendo. Durante las navidades y el período de año nuevo, la Agencia de la ONU para los Refugiados finalizó los trabajos de preparación para el invierno en todos los campamentos que le habían sido asignados por las autoridades griegas, y actualmente está completando mejoras en las infraestructuras de otros lugares.

Asimismo ACNUR trasladó a alojamientos más adecuados a personas que se encontraban en un determinado número de campamentos cuyas condiciones no alcanzaban los estándares mínimos. En total, ACNUR ha creado 21.000 plazas de acogida en apartamentos, con familias de acogida o en otros edificios. Se han establecido cerca de 700 plazas para menores no acompañados en estructuras especializadas.

La Agencia de la ONU para los Refugiados recuerda a los países de la UE que sigue siendo apremiante el contribuir a resolver la situación en Grecia mediante la reubicación de solicitantes de asilo en otros Estados miembros. A fecha 4 de enero, apenas 7.760 solicitantes de asilo habían partido desde Grecia o estaba programada su salida en virtud del Mecanismo de Reubicación de la UE a dos años que fue acordado a finales de 2015. Esta cifra representa alrededor del 12 por ciento de la cifra de 66.400 personas fijada el año pasado, porcentaje que resulta inaceptablemente bajo. ACNUR hace un llamamiento a los Estados miembros de la UE para que respeten sus compromisos previos y ofrezcan plazas adicionales sin mayor demora.