Tamaño del texto A A A

ACNUR exhorta una respuesta humanitaria regional integral para los niños que han salido de América Central

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, se encuentra preocupada por el incremento en el número de niños, niñas y familias que abandonan sus países en América Central y urge a todos los países de la región a adoptar respuestas humanitarias adecuadas basadas en principios fundamentales de protección.

WASHINGTON, DC, 9 de julio de 2014 (ACNUR) - La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, se encuentra preocupada por el incremento en el número de niños, niñas  y familias que abandonan sus países en América Central y urge a todos los países de la región a adoptar respuestas humanitarias adecuadas basadas en principios fundamentales de protección. Esta respuesta debe incluir esfuerzos para abordar las causas que originan este movimiento, para prevenir y responder a la trata de personas; y para satisfacer las necesidades de  aquellos niños y niñas que puedan ser víctimas de persecución o tortura.

“Reconocemos los enormes desafíos que enfrentan Estados Unidos y otros países como resultado de esta gran movilización de personas”, dijo Shelly Pitterman, Representante Regional de ACNUR en Estados Unidos. “Estamos siendo testigos de una situación compleja donde las niñas y niños  abandonan sus hogares por diversas razones que incluyen la pobreza, los deseos de reunirse con sus familias, al igual que la creciente influencia de las redes de trata de personas. Y como se indica en el estudio del ACNUR presentado en marzo del presente año, dentro de este movimiento también hay niñas y niños que huyen de situaciones de violencia a manos de grupos criminales organizados y transnacionales así como de poderosas pandillas locales”.

De esta forma el ACNUR insta a una respuesta integral destinada a prevenir la necesidad de dicho movimiento y a asegurar el interés superior de los niños que ya han huido. Las agencias para el desarrollo, actores de derechos humanos y gobiernos donantes deben ayudar a los países de América Central a analizar y a abordar la pobreza, la ilegalidad y otros factores que obligan a las personas a huir en búsqueda de una mejor calidad de vida o de la violencia. Al mismo tiempo, las niñas y niños que han sido víctimas de trata o que temen ser víctimas de persecución o tortura deben tener la oportunidad de contar sus historias  y de que su interés superior sea determinado. “Aquellos que huyen de la violencia y la persecución”, mencionó Pitterman, “necesitan tener acceso a los procedimientos de determinación de la condición de refugiado, así como protección a largo plazo. Otros podrán regresar a sus hogares y deberían ser apoyados en su reintegración”.

ACNUR también apoya los esfuerzos de Estados Unidos de comprometerse con la cooperación regional para:

  • Mejorar los sistemas de protección de la infancia en los países de tránsito, origen y destino;
  • Aumentar la capacidad de los gobiernos para hacer frente a las consecuencias humanitarias del desplazamiento forzado a través del desarrollo de políticas públicas y respuestas de protección;
  • Identificar soluciones que promuevan el interés superior del niño, incluyendo, en su caso, la localización, el retorno, la reunificación familiar, etc.; y
  • Reforzar los sistemas de asilo en los países de tránsito y el asilo en América Central y México.

Para más información visita: http://www.unhcrwashington.org/children