Tamaño del texto A A A

ACNUR insta a los gobiernos a reconocer como refugiadas a las personas que huyen de la guerra

La siguiente información es un resumen de las declaraciones del portavoz del ACNUR, Adrian Edwards, a quien se pueden atribuir las citas, durante una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones en Ginebra.

GINEBRA, Suiza, 02 de diciembre de 2016 (ACNUR) - Ante una cifra sin precedentes de desplazamiento a causa de los conflictos, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ha dado un nuevo paso esta semana para reforzar el régimen de protección de los refugiados a nivel mundial, al hacer públicas sus nuevas directrices sobre cómo abordar la situación de las personas que huyen de su país a causa de la guerra.

Estas directrices tienen como fin garantizar que los Estados de manera general consideren como refugiadas a aquellas personas que huyen de los conflictos armados y otras crisis violentas. Hoy en día aún existen discrepancias a la hora de determinar la condición de refugiado, y algunos países no reconocen este tipo de solicitudes por parte de las víctimas de la violencia.

“La idea de que una persona tenga que sufrir una amenaza de manera individual para ser reconocida como refugiada es un mito”, afirmó Volker Türk, Alto Comisionado Adjunto para la Protección. “La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, la piedra angular de nuestro trabajo, ha incluido desde siempre a los refugiados de guerra. Sin embargo, a lo largo de los años no se ha ido aplicando de manera coherente y algunos países han exigido que las personas que huyen de la guerra probaran que sufrían una persecución individualizada”.

“Estas directrices resultan esenciales porque la mayoría de los conflictos de hoy en día tienen como objetivo a grupos de civiles debido a su perfil étnico, religioso o afiliación política, ya sea real o percibido. No cabe duda de que quienes huyen de los efectos devastadores de un conflicto armado pueden ser refugiados”, añadió

ACNUR insta a todos los países a seguir estas nuevas directrices para lograr una aplicación uniforme y armonizada de los estándares de reconocimiento de refugiados, de forma que se otorgue protección internacional a todas aquellas personas que la necesiten.

El desplazamiento forzado ha alcanzado la cifra récord a nivel mundial de 65,3 millones de personas desplazadas a finales de 2015. Los refugiados representan aproximadamente un tercio de esta cifra (21,3 millones), mientras que la gran mayoría son personas desplazadas en el interior de su propio país.

ACNUR tiene el mandato de proteger a las personas refugiadas, apátridas y desplazadas en el interior de sus países. A diario ayuda a millones de personas en todo el mundo, a menudo en la primera línea de los conflictos. ACNUR también vela por el respeto del sistema internacional de refugiados y proporciona a los gobiernos directrices, información y asesoramiento jurídico y en materia de políticas para ayudarles a cumplir con sus obligaciones en el ámbito de refugiados y derechos humanos.

Puede consultar estas directrices, en su versión en inglés, en: http://www.unhcr.org/58359afe7.