Tamaño del texto A A A

ACNUR está listo para proporcionar ayuda a los recién llegados a Bangladesh

Según la guardia fronteriza de Bangladesh, el flujo a través del cruce por Anjumanpara comenzó el domingo por la noche y había sobrepasado las 6.000 personas el lunes por la tarde.

GINEBRA, Suiza, 9 de octubre de 2017 (ACNUR).- La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, ha acelerado el envío de ayuda de emergencia a las zonas fronterizas tras los reportes de que unos 10.000 rohingya cruzaron a Bangladesh el lunes.

Este súbito flujo se produce tras el reciente descenso en las llegadas. Sin embargo, en los últimos días, algunas personas en el área de Anjumanpara, en el sureste de Bangladesh, han informado haber escuchado disparos en Myanmar.

Según la guardia fronteriza de Bangladesh, el flujo a través del cruce por Anjumanpara comenzó el domingo por la noche y había sobrepasado las 6.000 personas el lunes por la tarde. Se cree que varios miles más están siguiendo el mismo camino.

Muchos de quienes han cruzado a Bangladesh han huido de Buthidaung (estado de Rakhine, norte de Myanmar), habiendo caminado entre doce y catorce días para alcanzar la frontera.

Gran parte de los recién llegados fueron trasladados por las autoridades a las zonas de Kutupalong y Balukhali, a unos 20 kilómetros de distancia, que cuentan con campos de refugiados y asentamientos.

También se ha informado de varios miles de recién llegados en otros puntos de entrada al sur de Anjumanpara, incluyendo Shahporidwip.

ACNUR dispone de camiones cargados con lonas de plástico listas para su entrega una vez que se confirme la localización de las nuevas llegadas. La Agencia de la ONU para los Refugiados ha instado también a otras agencias humanitarias a tener lista comida, agua y otros suministros básicos para los nuevos refugiados, muchos de los cuales se encuentran exhaustos tras la larga y peligrosa caminata.

En Shahporidwip, junto al extremo sur de Bangladesh, ACNUR se encuentra ya proporcionando apoyo a las autoridades en un centro de tránsito para las llegadas en barco.

Los casos de ahogamiento que se han producido desde finales de septiembre subrayan la necesidad de operaciones de rescate para quienes huyen en bote de Myanmar. El más reciente de ellos tuvo lugar el fin de semana y se saldó con doce refugiados ahogados, incluyendo mujeres y niños.

Desde que comenzara la violencia en el estado norteño de Rakhine a finales de Agosto, casi 520.000 refugiados han buscado la seguridad en Bangladesh, añadiéndose a los cerca de 300.000 rohingya acogidos allí desde la década de los 90.

La Agencia de la ONU para los Refugiados está coordinando su respuesta humanitaria con el Gobierno de Bangladesh y sus socios, para estar preparada ante potenciales flujos entrantes y disponer de suministros de emergencia próximos a las áreas de recepción.

 

Para más información, contacte: