Tamaño del texto A A A

ACNUR, OIM y sus socios presentan un nuevo plan de respuesta para la situación de los refugiados y migrantes en Europa

El Plan es una herramienta operacional que jugará un rol clave en asegurar operaciones más eficientes y respuestas con mejor coordinación.

GINEBRA, Suiza, 19 de enero de 2017 (ACNUR) – ACNUR, OIM y otros 72 socios presentaron hoy una nueva estrategia y un llamamiento para ayudar a responder a la situación de los refugiados y migrantes en Europa en el 2017.

El Plan Regional de Respuesta para los Refugiados y Migrantes tiene como objetivo complementar y fortalecer los esfuerzos gubernamentales para asegurar el acceso seguro al asilo, así como la protección de los refugiados y migrantes. Este Plan también busca apoyar las soluciones de largo plazo y manejar la migración de forma ordenada y digna. Para el 2017, también se le dará prioridad al fortalecimiento de las sociedades y la coordinación.

En los últimos dos años, la respuesta de Europa a la llegada de más de 1,3 millones de refugiados y migrantes a su territorio se ha enfrentado a muchos desafíos, incluyendo la protección de los refugiados y migrantes. Este Plan es una herramienta operacional que jugará un rol clave en asegurar operaciones más eficientes y respuestas con mejor coordinación en el 2017”, dijo Vincent Chochetel, Director de la Oficina de ACNUR para Europa.

Leonard Doyle, portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones, agregó: “Estamos especialmente preocupados por la vulnerabilidad y las necesidades de los niños refugiados y migrantes, mujeres y niñas, y esta iniciativa es exactamente lo que se necesitaba”.

El documento recalca la necesidad de soluciones a largo plazo para los refugiados y migrantes, incluyendo un esquema de reubicación más robusto, el apoyo a los retornos voluntarios y el refuerzo de las vías legales alternativas para los peligrosos viajes, incluyendo alternativas como el reasentamiento y la reunificación familiar.

Se hace un especial énfasis en las necesidades específicas de los niños refugiados y migrantes, así como las de las mujeres y niñas. El plan incluye proyectos piloto para una respuesta más efectiva ante las necesidades de los niños separados o no acompañados en Europa, donde más de 25.000 de ellos llegaron a Italia, solamente en 2016. El plan también incluye esfuerzos de fortalecimiento para identificar a los sobrevivientes de violencia sexual y de género, y ofrecerles apoyo.

Advirtiendo la necesidad de abordar no solo las necesidades de una población mayormente estática, sino también las de las personas que continúan moviéndose de forma irregular dentro de Europa, el plan tiene un amplio alcance geográfico y cubre a Turquía, el Sur de Europa, los Balcanes, Europa Central, así como el Oeste y el Norte de Europa.

Las necesidades financieras totales ascienden a $691 millones de dólares, con una cifra de planificación de población de hasta 340.000 personas, basada en las tendencias previas de llegadas y personas presentes en los países que recibirán apoyo a través de este Plan.