Tamaño del texto A A A

ACNUR pide a los Estados acelerar adhesión a convenciones sobre apatridia

El llamamiento fue lanzado por el director de la División de Protección Internacional, Volker Türk, durante la sesión anual del Comité Ejecutivo del ACNUR.

GINEBRA, 6 de octubre de 2010 (ACNUR) - La agencia de la ONU para los refugiados hizo un llamamiento el miércoles para acelerar los esfuerzos para ayudar a los 12 millones de apátridas que hay en el mundo, incluso a través del aumento de las adhesiones a dos importantes instrumentos jurídicos internacionales: la Convención de 1954 sobre el Estatuto de los Apátridas y la Convención de 1961 para Reducir los Casos de Apatridia.

El llamamiento fue lanzado por el director de la División de Protección Internacional, Volker Türk, en una reunión celebrada en Ginebra en el marco de la sesión anual del Comité Ejecutivo del ACNUR. Türk advirtió que la lentitud en las adhesiones hasta la fecha significa que millones de personas se están quedando en un limbo legal con limitados derechos humanos.

“Millones de apátridas, en la actualidad, son ignorados, al no tener una identidad reconocida. Las convenciones de las Naciones Unidas sobre apatridia ofrecen un marco legal para prevenir que la apatridia se produzca y para proteger a las personas que ya son apátridas”, señaló Türk.

“Sin embargo, a menudo los apátridas sufren las consecuencias de un vacío en la protección, a raíz del escaso número de Estados en haber accedido a estos tratados y adoptado medidas concretas para responder a sus necesidades”, dijo Türk. “Es hora de cambiar esta situación. Necesitamos que los Estados actúen, y lo hagan de inmediato, para confirmar su compromiso para la reducción de la apatridia y la protección de los derechos de los apátridas”.

De los 192 Estados miembros de la ONU, sólo 65 son parte de la Convención de 1954 sobre el Estatuto de los Apátridas y apenas 37 de la Convención de 1961 para Reducir los Casos de Apatridia. La adhesión o la ratificación por parte de los Estados son medidas necesarias para que las disposiciones de las convenciones sean incorporadas a las legislaciones nacionales.

Se estima que existan 12 millones de personas apátridas en el mundo, de los cuales el ACNUR ha sido capaz de obtener datos sobre alrededor de la mitad. En comparación, el total de la población mundial de refugiados asciende a 15,2 millones. Unos 10,4 millones de estos caen bajo el mandato del ACNUR.

La apatridia se produce por una variedad de razones, como la discriminación contra grupos minoritarios en la legislación nacional sobre la ciudadanía, la falta de reconocimiento de todos los residentes de un determinado territorio como ciudadanos en el momento de la creación de un Estado independiente (sucesión de Estados) y los conflictos de legislación entre los Estados.

El problema es a menudo invisible y los apátridas viven generalmente a los márgenes de la sociedad. Además, la apatridia puede tener un impacto terrible en la vida de las personas. La posesión de la nacionalidad es esencial para la participación plena en la sociedad y un requisito previo para el efectivo ejercicio de todos los derechos humanos.

El ACNUR tiene el mandato de trabajar con los gobiernos para prevenir la apatridia, para encontrar soluciones para los casos existentes y para proteger los derechos de las personas apátridas. En su discurso de apertura de la sesión anual del Comité Ejecutivo, el lunes, el Alto Comisionado para los Refugiados, António Guterres, dijo que el ACNUR iba a organizar una extensiva campaña el próximo año, en el 60º aniversario de la agencia y 50º de la Convención para Reducir los Casos de Apatridia, para acelerar los avances en materia de apatridia. El ACNUR celebra su 60º aniversario el 14 de diciembre.