ACNUR pide a los países vecinos que mantengan sus fronteras abiertas para los nigerianos desplazados

La Agencia de la ONU para los Refugiados ha expresado el miércoles su preocupación por la seguridad y el bienestar de las personas desplazadas en el norte de Nigeria como consecuencia de las actividades de la milicia Boko Haram y la respuesta del gobierno. ACNUR ha instado también a Nigeria y a otros Estados de la región a que ofrezcan protección a los desplazados internos y a quienes soliciten asilo.

Los informes que llegan desde el norte del país indican que muchas personas han sido desplazadas y otras han cruzado las fronteras en busca de refugio en Camerún, Chad y Níger.

"ACNUR sigue preocupado por la seguridad de la población civil, sobre todo por aquellos que pueden verse obligados a huir de sus hogares en busca de seguridad", dijo George Okoth-Obbo, director de la Oficina de ACNUR para África.

En Níger, ACNUR ha confirmado la llegada de al menos 2.400 personas desde Nigeria. Por otra parte, los informes sugieren que se puede estar impidiendo la entrada en Camerún a los nigerianos debido a las medidas adoptadas por parte de este país para impedir la infiltración de grupos armados. ACNUR está en contacto con las autoridades de Camerún para verificar estas informaciones y su impacto en los solicitantes de asilo legítimos.

"Las autoridades tienen la responsabilidad legítima de garantizar la seguridad nacional. Al mismo tiempo, es necesario asegurar la protección y seguridad de los civiles atrapados en esta situación, así como su derecho a solicitar asilo en países vecinos", afirmó George Okoth-Obbo.

"Hacemos un llamamiento a los gobiernos concernidos en la región, todos ellos signatarios de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, para que permitan la entrada en su territorio a los civiles que huyen de la inseguridad o de otros riesgos".

Mientras continúen las actividades de Boko Haram y la respuesta del gobierno, las agencias humanitarias temen que haya más desplazamientos y un flujo de solicitantes de asilo nigerianos, e incluso de nacionales de terceros países, hacia los Estados vecinos.

ACNUR está preparado para prestar ayuda a los refugiados que llegan a los países vecinos y está preposicionando materiales de ayuda humanitaria de emergencia para ofrecer asistencia a los recién llegados en este momento y en el futuro.