ACNUR promueve la responsabilidad social empresarial en Argentina

El programa "Trabajar para Integrar" es impulsado por CONARE y ACNUR con el objetivo de apoyar la inserción laboral de refugiados y solicitantes de asilo en Argentina.

Presentación del programa "Trabajar para Integrar" en el CINU de Buenos Aires, Argentina.

Presentación del programa "Trabajar para Integrar" en el CINU de Buenos Aires, Argentina.  © ACNUR/H.Moujan

BUENOS AIRES, Argentina, 25 de julio 2014 (ACNUR) – El 18 de julio, se llevó a cabo en Buenos Aires, Argentina, un desayuno de trabajo, organizado por el ACNUR y la Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE) para presentar el programa "Trabajar para Integrar", promovido por ambas organizaciones para apoyar la inserción laboral de refugiados y solicitantes de la condición de refugiado en Argentina. El evento contó con la colaboración de Randstad Argentina (empresa de recursos humanos) y con la participación del Embajador de Buena Voluntad del ACNUR Osvaldo Laport.

La actividad, que se realizó en el Centro de Información de Naciones Unidas para Argentina y Uruguay (CINU), estuvo dirigida a participantes de distintas empresas y entidades públicas y privadas comprometidas con la Responsabilidad Social Empresarial (RSE). La apertura del encuentro estuvo a cargo de la Representante Regional del ACNUR para el Sur de América Latina, Eva Demant, y del Presidente de la CONARE, Federico Agusti. Ambos oradores resaltaron la importancia de trabajar en articulación con la sociedad civil y el sector privado para promover la integración local de las personas refugiadas y el acceso a una vida digna, sin violencia ni discriminación.

El Presidente de la CONARE dio a conocer que el 65% de los refugiados y solicitantes de la condición de refugiado que viven en Argentina son población económicamente activa, es decir, personas en edad productiva (de 18 a 60 años). Una población de gran riqueza y diversidad cultural, que habla una multiplicidad de idiomas y con variedad de oficios y habilidades.

La presentación del programa "Trabajar para Integrar" fue realizada por el Oficial Asociado de Integración Local del ACNUR, Albert Vañó Sanchis, quien habló de los objetivos de la iniciativa a saber: que las personas refugiadas y solicitantes de la condición de refugiado puedan desarrollar sus capacidades, conocimientos y experiencias laborales previas en el mercado laboral argentino, en igualdad de condiciones que los nacionales; que puedan acceder a puestos de trabajo en el mercado laboral formal; que puedan iniciar procesos de inserción social con participación activa en el sistema económico, productivo y sociocultural argentino. También, destacó los beneficios para las empresas con compromiso social que adhieran a este programa, como son: capacitación en materia de asilo, difusión y reconocimiento de sus buenas prácticas a favor de la inclusión de refugiados en puestos de trabajo o en espacios de formación.

Por su parte, Elsa Zorrilla, Gerente de Desarrollo Sostenible de Randstad, mencionó casos de éxito de inserción laboral de refugiados en el país, tras superar algunos obstáculos como es la validación de títulos profesionales. De ahí, la importancia de trabajar en red para sortear los desafíos.

Tras las palabras de los oradores, hubo un espacio de preguntas e intercambio de ideas entre todos los participantes. Algunos de ellos expresaron su interés en apoyar el programa a favor de la inserción laboral de refugiados.

Por último, el Embajador de Buena Voluntad del ACNUR, Osvaldo Laport, habló de la importancia del trabajo como medio de vida y de socialización, con consecuencias positivas para la generación de nuevas capacidades y la disminución del aislamiento social. Asimismo, invitó a los presentes a ser "Embajadores de Buena Voluntad al interior de las instituciones para mejorar la calidad de vida de los refugiados".

Cabe destacar que el programa "Trabajar para Integrar" en Argentina se inspira en una iniciativa promovida por la Oficina del ACNUR en Costa Rica, "Vivir la Integración".

En Argentina viven cerca de 5.000 refugiados y solicitantes de asilo que provienen de más de 60 países. La Oficina Regional del ACNUR para el Sur de América Latina con sede en Buenos Aires, cubre además de Argentina, los países de Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.

Unidad de Información Pública de la Oficina Regional del ACNUR para el Sur de América Latina