Tamaño del texto A A A

ACNUR rechaza y lamenta profundamente el asesinato del líder social y defensor de derechos humanos Bernardo Cuero Bravo

ACNUR expresa su profunda preocupación frente a este hecho que pudo evitarse y hace un llamado especial al Gobierno nacional y a las entidades responsables para que se realice la investigación pertinente y se judicialice a los autores de este crimen.

BOGOTÁ, Colombia, 09 de junio 2017 (ACNUR) - La Agencia de la ONU para los Refugiados, lamenta y rechaza el asesinato de Bernardo Cuero Bravo, víctima de desplazamiento forzado, representante de la Mesa de Víctimas del Atlántico, líder social y  miembro activo de la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados - AFRODES, el pasado miércoles 7 de junio.

A pesar de las múltiples amenazas y atentados que había recibido y de haberlo denunciado ante las autoridades e instituciones nacionales responsables, el señor Cuero no contaba con medidas de protección para salvaguardar su vida.

Sin embargo la Defensoría del Pueblo en su informe de riesgo “Violencia y amenazas contra los líderes sociales y los defensores de derechos humanos”, publicado en el mes de marzo de 2017, alertó sobre los riesgos que enfrentan los líderes y defensores de derechos humanos de Barranquilla, su área metropolitana e integrantes de la Mesa de Víctimas departamental y, además, documentó al menos 500 amenazas contra los mismos, dentro de los cuales se relacionaba el caso de Bernardo Cuero Bravo. Así mismo, la situación de la familia Cuero Bravo fue estudiada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH, quien en su momento solicitó al gobierno protegerlos debidamente. Por su parte, AFRODES ha denunciado en repetidas ocasiones las amenazas contra sus líderes en todo el territorio nacional.

ACNUR expresa su profunda preocupación frente a este hecho que pudo evitarse y hace un llamado especial al Gobierno nacional y a las entidades responsables para que se realice la investigación pertinente y se judicialice a los autores de este crimen, pues la impunidad sólo permitirá que este tipo de violaciones de derechos humanos sigan ocurriendo”, afirmó Jozef Merkx, Representante en Colombia de la Agencia de la ONU para los Refugiados.

ACNUR reconoce y apoya la importante labor que adelanta AFRODES en materia de defensa de los derechos humanos de la población afrodescendiente desplazada e insta al gobierno de Colombia a atender la solicitud de medidas de protección colectiva para los miembros de esta organización.

El importante proceso que vive el país de construcción de paz requiere que el derecho a la vida de todos los colombianos y colombianas se garantice y se proteja especialmente a todas las víctimas del conflicto armado.