ACNUR repatría refugiados marfileños desde el instable Malí

ACNUR ha ayudado a 104 refugiados de Costa de Marfil a volver a sus hogares a comienzos de esta semana desde Bamako, la capital maliense donde se sentían inseguros debido a la continua inestabilidad. ACNUR organizó su repatriación por vía aérea, ya que la inseguridad generalizada y los combates por todo Malí hacían que el traslado por carretera desde Bamako a Abiyan resultara demasiado peligroso.

El golpe militar del 22 de marzo en Malí y la posterior toma de todo el norte del país por parte de los rebeldes tuareg, que llevaban luchando contra las fuerzas del gobierno de Malí desde mediados de enero, han elevado las preocupaciones en materia de seguridad de estos refugiados marfileños que pidieron su repatriación al ACNUR de manera urgente.

Los 104 pasajeros, 55 de los cuales eran mujeres y niñas, embarcaron en un Boeing 737 operado por las fuerzas de paz de la misión de Naciones Unidas en Liberia y aterrizaron en el aeropuerto internacional de Abiyán a las 13.05 hora local del martes.

Desde el aeropuerto los retornados fueron trasladados a la oficina del Servicio de Ayuda y Asistencia a los Refugiados y Apátridas (SAARA por sus siglas en francés), donde recibieron comida caliente y algo de dinero antes de partir hacia sus lugares de origen. La mayoría de los retornados eran de Abiyán pero algunos otros siguieron su camino hacia el oeste, a Gagnoa y Daloa.

La violencia postelectoral en Costa de Marfil estalló a finales de noviembre de 2010 y remitió en abril de 2011, obligando a más de 250.000 marfileños a buscar refugio en 13 países de África Occidental. Hasta el momento, más de 150.000 marfileños han regresado a sus hogares. Además, se estima que un millón de personas fueron desplazadas internamente, aunque la mayoría ha regresado a sus lugares de origen.

Los retornados desde Bamako forman parte de los casi 2.000 marfileños que buscaron refugio en Malí a raíz de la crisis post-electoral en Costa de Marfil. ACNUR está preparado para organizar más vuelos para los refugiados marfileños que deseen ser repatriados debido a la creciente inestabilidad en Malí.

La inseguridad en Malí ya ha obligado a cerca de 160.000 malienses a exiliarse a Burkina Faso, Mauritania y Níger, mientras que se estima que otros 147.000 malienses están desplazados dentro del país.