Tamaño del texto A A A

ACNUR se enfoca en prepararse para un éxodo desde Mosul

La operación militar para retomar la segunda ciudad más grande de Irak ha desplazado, hasta ahora, a unos pocos cientos de miles de personas, permitiéndole a la Agencia de la ONU para los Refugiados enfocarse en continuar preparándose.

GINEBRA, Suiza, 21 de octubre de 2016 (ACNUR) – El ataque militar iraquí que se desarrolla en Mosul ha desarraigado, hasta ahora, a unos pocos cientos de miles de personas, permitiéndole al ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, centrar sus esfuerzos en prepararse para un posible desplazamiento a gran escala durante las próximas semanas, dijo el día de hoy un portavoz del ACNUR.

A inicios de esta semana inició una gran operación terrestre y aérea para retomar la segunda ciudad más grande de Irak, la cual era hogar de 2,5 millones de personas antes de ser tomada por milicias en junio de 2014. Según las fuerzas iraquíes, esta operación podría continuar por dos meses.

Según datos de la ONU, 3.900 personas (650 familias) se han desplazado de Mosul y Al Hamdaniya, dijo el portavoz del ANUR, Adrian Edwards, en una conferencia de prensa en Ginebra el viernes (21 de octubre).

“Estas personas han sido transportadas a un centro de recepción cercano en la aldea de Al-Hood, donde están recibiendo ayuda. Además, otras 240 personas (40 familias) desplazadas del distrito Makhmur, al este de Mosul, fueron trasladadas ayer al centro de recepción de Debaga”, dijo Edwards.

En las últimas semanas, y anticipándose a un desplazamiento a gran escala desde la ciudad, en la que se cree, aún hay una población de cerca de 1,5 millones de personas, ACNUR ha establecido cinco campamentos y también está listo para trabajar en otros tres sitios de emergencia establecidos por otras agencias para brindar albergue a 60.000 personas. En total, están previstos 11 campamentos, incluyendo los cinco que ya están establecidos, para albergar a 120.000 personas.

Con plena financiación y preparación, ACNUR podría proporcionar albergue dentro y fuera de los campamentos a un total de 600.000 personas, y por esto realizamos un llamamiento a donantes para recaudar esta ayuda adicional. También estamos preparando puentes aéreos para la próxima semana con el fin de transportar 7.000 tiendas de campaña tamaño familiar desde nuestros almacenes en Dubái y Ammán hasta Irak.

En total, están previstos 11 campamentos, incluyendo los cinco que ya están establecidos, para albergar a 120.000 personas.

Edwards recalcó que con plena financiación y preparación, ACNUR podría proporcionar albergue dentro y fuera de los campamentos a un total de 600.000 personas. Él destacó que la agencia realiza un llamamiento a donantes para recaudar esta ayuda adicional, y que también están preparando puentes aéreos para la próxima semana con el fin de transportar 7.000 tiendas de campaña tamaño familiar desde los almacenes en Dubái y Ammán hasta Irak.

Mientras tanto en Siria, ACNUR y sus socios también están finalizando los preparativos para proporcionar asistencia de emergencia a las familias que huyen de Mosul, dijo Edwards. La capacidad de acogida está siendo reforzada en el campamento de Al Hol, al este de Hasaka.

Actualmente en Al Hol, ACNUR está prestando apoyo a 5.512 iraquíes, 4.600 de los cuales han llegado desde abril y 912 lo han hecho los últimos días. Se están tomando medidas para albergar a 15.000 personas, aunque Edwards dijo que ACNUR espera que se puedan tener 50.000 espacios disponibles.

“Nos estamos asegurando de que cuando las personas lleguen a Al Hol podamos darles alojamiento y ofrecerles el albergue y la asistencia humanitaria que necesitan”, les dijo a los reporteros en el Palacio de las Naciones en Ginebra. “Más al Norte, en Qamishly, contamos con los alimentos y suministros suficientes para 50.000 personas”, añadió.

La ONU y sus ONG asociadas están trabajando para garantizar que todos los servicios estén en marcha y que en Al Hol haya acceso suficiente a agua, así como a servicios sanitarios, de salud y de protección. Para asegurar una respuesta eficaz, ACNUR también está reforzando su presencia en la provincia de Hasaka a través de una nueva oficina en la ciudad de Hasaka.

Durante una visita a Irak a inicios de esta semana, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, recalcó que ACNUR requiere $196,2 millones de dólares para financiar su respuesta en Mosul, lo que incluye tanto preparaciones iniciales como una operación que podría durar inlcusive hasta los meses de frío invierno.

Hasta el momento, se ha recibido el 48 por ciento de los fondos requeridos, pero aún existe “una urgente necesidad de más fondos para prepararse ante un posible desplazamiento a gran escala”, dijo Edwards.

“Más allá del albergue, ACNUR planea satisfacer las necesidades básicas de emergencia de las personas más vulnerables, entre estas, mantas, colchones, lonas plásticas, utensilios de cocina, productos de higiene y bidones; así mismo, planea satisfacer las necesidades de las personas vulnerables durante el invierno”, dijo Edwards.