Tamaño del texto A A A

Albergue para niñas, niños y adolescentes se inaugura en Tabasco

Abre sus puertas en Villahermosa el primer albergue del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Tabasco para niñas, niños y adolescentes solicitantes de la condición de refugiado, que promueve su integración en la comunidad local.

VILLAHERMOSA, Tabasco, 28 de octubre de 2016 (ACNUR) - Hoy fue inaugurado el primer albergue del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Tabasco (DIF) orientado a lograr la integración con la comunidad local de niños, niñas y adolescentes que huyen de la violencia y que han solicitado la condición de refugiado en México.

El albergue fue inaugurado por el gobernador del estado de Tabasco, el licenciado Arturo Núñez Jiménez, por la Presidenta del DIF estatal, la maestra Martha Lilia López Aguilera de Núñez, y el Representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Mark Manly. También estuvieron presentes la Directora de Atención y Vinculación Institucional de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), Cinthia Pérez, y la Directora de Fundación Casa Alianza, Sofía Almazán.

El albergue es una respuesta del DIF al incremento en el número de niños, niñas y adolescentes que se han visto forzados a dejar sus países producto de la violencia e ingresan a México buscando protección. Este proyecto cuenta con el apoyo financiero de ACNUR y la asesoría técnica de UNICEF, organizaciones de la sociedad civil, Fundación Casa Alianza y Asylum Access, también contribuyen a fin de lograr un modelo integral de atención.

La atención y protección de la niñez solicitante de la condición de refugiado que brindará este albergue refleja los principios de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, la Ley de Migración y la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político.

“El objetivo principal es ofrecerles un lugar seguro, tranquilo y confortable, que los abrace y los guíe. Los niños viven experiencias muy dolorosas y peligrosas en las que está comprometida su integridad física y emocional, y muchas veces su vida. Dejar su lugar de origen, desplazarse huyendo de la violencia, alejarse de la familia, son situaciones que generan una desolación y una incertidumbre muy difícil de imaginar. Estos niños cruzan dos o tres fronteras y encuentran a su paso una suma de amenazas que los hacen cada vez más vulnerables” aseguró la Maestra Martha Lilia López Aguilera, Presidenta del DIF estatal. “Los Estados, las familias y todas las personas tenemos una responsabilidad moral con esta situación. La participación de la sociedad es indispensable para resolver el problema de los niños y adolescentes que llegan a Tabasco, independientemente de su lugar de origen”, concluyó.

“Este albergue representa un importantísimo paso en la atención de las niñas, niños y adolescentes que han llegado a México sin la compañía de sus padres buscando protección como refugiados. Es el primer albergue del DIF que tiene un modelo de atención que acoge a las niñas y niños dentro de la comunidad local, incluyendo su inserción escolar desde que son solicitantes de la condición de refugiado”, comentó Mark Manly, Representante del ACNUR en México.

El albergue proporcionará asistencia jurídica, atención médica y psicológica, servicios alimentarios, programas de integración a la comunidad y consejería para la formación de un plan de vida. Podrán ir a la escuela, realizar actividades sociales, deportivas y culturales, y desarrollar habilidades y aptitudes para integrarse en la sociedad de manera productiva.

En los últimos años, el aumento de la violencia en los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala) ha obligado a miles de personas a buscar protección en los países de la región. El número de solicitantes de la condición de refugiado y refugiados en México se ha incrementado significativamente.  Hasta agosto de 2016, unas 5,000 personas solicitaron la condición de refugiado en México, lo que representa un aumento de casi 1000% con respecto a 2011.

Las niñas, niños y adolescentes son uno de los blancos principales de las pandillas del crimen organizado en Honduras, El Salvador y Guatemala. Muchos de los niños y niñas que viajan solos han huido para evitar el reclutamiento forzado, las agresiones y la violencia sexual y de género. 

En julio, los gobiernos de Belice, Canadá, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos de América, Guatemala, Honduras, México y Panamá reconocieron el creciente desplazamiento forzado de quienes huyen de la violencia en el Triángulo Norte de Centroamérica y adoptaron la Declaración de Acción de San José, con compromisos específicos para responder a las necesidades de protección internacional de quienes se ven forzados a abandonar sus hogares.

Aunado a ello, en la Cumbre de Líderes sobre refugiados en Nueva York en septiembre, el Presidente Enrique Peña Nieto presentó siete acciones para atender la crisis de refugiados, incluyendo medidas específicas para la niñez refugiada y solicitante de la condición de refugiada.