Tamaño del texto A A A

Barbara Hendricks pide una respuesta colectiva a la crisis de refugiados

Barbara Hendricks, Embajadora de Buena Voluntad Honoraria de por Vida del ACNUR, ha instado a la Unión Europea a recordar sus valores fundacionales.

PARÍS, Francia, 30 de marzo de 2017 (ACNUR) – La Embajadora de Buena Voluntad Honoraria de por Vida del ACNUR, Barbara Hendricks, ha pronunciado un discurso en el Parlamento Europeo por el 60 aniversario del Tratado de Roma, en el que pidió a los miembros que recuerden sus valores fundacionales y "cumplan con su deber" .

Con los conflictos mundiales causando crisis humanitarias sin precedentes y más de 65 millones de personas desplazadas, la cantante clásica nacida en Estados Unidos aprovechó la oportunidad para reflexionar sobre sus propias experiencias en los últimos 30 años y reiteró la urgente necesidad de una "respuesta colectiva" en Europa.

“He conocido a muchas madres con el corazón roto, algunas que tuvieron que enterrar a sus hijos", dijo Hendricks a los delegados, a una ovación de pie. "En Grecia el año pasado, una madre no pudo contener sus lágrimas cuando habló de su peligroso viaje y la vida que se habían visto obligados a dejar atrás. Muchos niños sirios ya han perdido cinco años de escuela debido a esta tragedia”.

Hendricks, la Embajadoras de buena voluntad del ACNUR que más tiempo ha colaborado con la organización, advirtió de permitir que "los comerciantes de temor, odio y exclusión" hablaran con más fuerza y definieran las identidades nacionales.

Barbara Hendricks, Embajadora de Buena Voluntad Honoraria de por Vida del ACNUR, se reunió con familias refugiadas en CONVIVIAL, una ONG establecida para ayudar a los refugiados a reiniciar sus vidas en Bélgica. © ACNUR / Marc Deville

Sin embargo, también expresó su confianza en la fuerza colectiva de la Unión Europea para hacer frente a estos desafíos, casi 25 años después de elegir participar en lo que ella denominó "esta aventura difícil, compleja y maravillosa".

"Se fundó sobre los valores de la dignidad humana, la democracia, la solidaridad, la libertad y la igualdad", dijo refiriéndose a la UE. "Debemos ser audaces, atrevernos a mirar a la que llamamos la otra y decir mi hermana, mi hermano, mi niño".

"No puedo mirar a la cara de un niño refugiado sufriente sin ver la cara de mis propios hijos y nietos. Como Embajador del ACNUR, les pido que demuestren la misma solidaridad que ustedes desearían para su familia si fueran forzados a huir”.

 

Por Kate Bond