Tamaño del texto A A A

Brasil: sociedad civil e instituciones colaboran para protección de refugiados

Organizaciones de la sociedad civil, instituciones y ACNUR consolidaron su colaboración a favor de los refugiados reasentados en el Estado de Rio Grande do Norte.

NATAL, Brasil, 27 de mayo (ACNUR) - Organizaciones de la sociedad civil, instituciones y ACNUR consolidaron su colaboración a favor de los refugiados reasentados en el Estado de Rio Grande do Norte (RN), en Brasil, que en breve se dotará de un comité estatal dedicado a la integración de estas personas en la sociedad local. Este fue el principal resultado del seminario realizado en Natal, a principios de esta semana, que marcó el inicio de las actividades organizadas para celebrar el Día Mundial del Refugiado en Brasil.

El seminario “Derechos Humanos, Compromiso y Solidaridad” tuvo lugar en la sede de la Asamblea Legislativa del Estado de Rio Grande do Norte y ocasionó una profunda reflexión sobre la importancia de las políticas públicas y de una sociedad civil activa para ampliar la red de protección de los refugiados y facilitar su integración en la sociedad de acogida.  

Para el Dr. Marcos Guerra, representante de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Orden de los Abogados de Brasil en Rio Grande do Norte (OAB-RN), la participación de los poderes ejecutivo y judiciario en el evento, junto con la sociedad civil, representó “una toma de decisión y un hito en nuestra voluntad y disposición en acoger a quienes buscan asilo y protección”.

El evento fue promovido por el Comité de Derechos Humanos y Cultura Popular (CDHMP), organización socia del ACNUR en el Proyecto de Reasentamiento de Refugiados Colombianos ejecutado en Rio Grande do Norte, y contó con la participación de autoridades y expertos del sector público y privado, además que con la presencia de varios refugiados.

En la charla de apertura del seminario el representante del ACNUR en Brasil, Andrés Ramírez, resaltó la generosa tradición del país en acoger a quienes buscan asilo y su innovador sistema de protección legal, además de enfatizar la importancia de la integración de los refugiados en la sociedad local. “La integración legal es el primer paso de un largo recorrido. La integración económica es fundamental y se necesitan avances concretos para que los refugiados puedan alcanzar su independencia material. En tercer lugar, viene la independencia social, para la cual es imprescindible la existencia de políticas públicas que garanticen el acceso a la educación y a la salud. Sin embargo, lo anterior no es suficiente si no hay integración cultural y por ello es fundamental el papel del pueblo brasileño durante el proceso de acogida”.

La agenda del segundo día fue marcada por charlas sobre el panorama de las migraciones internacionales en Brasil, el programa brasileño de reasentamiento y el papel del Gobierno Federal y de los derechos humanos en la integración local y protección de los refugiados, además que en las vulnerabilidades emocionales y psicológicas de los inmigrantes.

Uno de los resultados más importantes del encuentro fue el compromiso asumido por las autoridades locales de crear un Comité Estatal para los Refugiados. La diputada Larissa Rosado (PSB), que ocupa el cargo de líder del gobierno en la Asamblea Estatal, dijo que irá a acelerar la tramitación y aprobación del proyecto de ley que instituye el comité. Para el presidente del Comité Nacional para los Refugiados (CONARE), Renato Zerbini, la protección de los refugiados se configura como una causa brasileña, de política del Estado. Eso se debe, según dijo, al sentimiento genuino del pueblo brasileño de ayudar a quienes necesitan de protección.

Participó al evento la refugiada I.A.L., de 19 años, quien destacó que un refugiado es una persona como cualquier otra, que necesita la compresión y la solidaridad del pueblo brasileño y que no debe ser considerada inferior, o vista como un criminal que huye de la justicia. Ella está en Brasil desde hace seis años, es jefa de familia, cuida de la madre y de seis hermanos y sueña de frecuentar un curso superior en una universidad brasileña.

El Estado de Rio Grande do Norte acoge actualmente a 62 refugiados, el 87% de los cuales son colombianos, en el marco del programa brasileño de Reasentamiento Solidario. El CDHMP participa en el programa desde 2005, a través de un acuerdo con el ACNUR. El programa es ejecutado por el Gobierno de Brasil desde el año 2004, en colaboración con el ACNUR, el sector privado y la sociedad civil.

Janaína Galvão, en Brasilia