Tamaño del texto A A A

Comentario del portavoz del ACNUR, William Spindler, sobre la muerte de ocho refugiados somalíes cerca de Yemen

El texto fue leído por el portavoz del ACNUR, William Spindler, durante una conferencia de prensa del día de hoy en el Palacio de las Naciones en Ginebra.

GINEBRA, Suiza, 07 de febrero de 2017 (ACNUR) – Nuestros socios en Yemen reportaron el viernes anterior, la muerte de ocho refugiados somalíes que cayeron al mar mientras abordaban el bote de un traficante cerca de la localidad de Al-Sudarf en la provincia de Lahj, al sur de Yemen. Los refugiados, siete hombres y una mujer, cayeron por la borda cuando los traficantes arrancaron de forma abrupta el motor e intentaron huir de la embarcación de la guardia costera de Yemen, la cual se estaba acercando. Aparentemente, la mujer fue golpeada en la cabeza por el impulsor, lo que le causó la muerte. Las otras siete personas murieron ahogadas. El bote, el cual llevaba a más de 100 refugiados somalíes, fue interceptado y custodiado por la guardia costera de Yemen. Según reportes, su destino final era la costa de Sudán.

Este último incidente destaca los peligros de cruzar el Golfo de Adén y el Mar Rojo desde África hacia Yemen, una ruta que fue utilizada por más de 117.000 refugiados y migrantes el año anterior. Hoy, ACNUR lanzó una campaña informativa para sensibilizar, a nivel regional, sobre las desesperantes condiciones y la peligrosa situación creada por el conflicto en Yemen.