Tamaño del texto A A A

Con el deterioro de las condiciones en Yemen, los refugiados somalíes se plantean regresar

Ante el peligro y las crecientes dificultades en Yemen, unos 30.600 somalíes han retornado a casa desde que estalló la guerra en 2015.

GINEBRA, Suiza, 19 de mayo de 2017 (ACNUR).- A medida que el conflicto en Yemen se prolonga y la situación humanitaria sigue deteriorándose, las condiciones a las que se enfrentan cerca de 280.000 refugiados en el país empeoran y sus necesidades y vulnerabilidades crecen día a día.

Yemen sigue siendo al mismo tiempo un destino y una zona de tránsito para refugiados y migrantes del Cuerno de África y otros países. La mayor parte de los refugiados en Yemen -el 91% o unas 255.000 personas-, son refugiados somalíes que han estado llegando al país desde principio de los años 90.

Aunque Yemen ha sido tradicionalmente muy generoso aceptando a las personas en necesidad de protección internacional y es el único país de la península arábiga que ha firmado la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y el Protocolo de 1967, el conflicto que está teniendo lugar en el país limita sus capacidades para proporcionar asistencia y protección adecuadas a los refugiados.

Tras más de dos años de guerra, muchos refugiados se enfrentan a dificultades crecientes, apenas logran cubrir sus necesidades más básicas, se han quedado sin sus medios de subsistencia y no tienen acceso a servicios básicos y esenciales.

El conflicto en Yemen, que está afectando a la población civil, ya ha dejado un duro balance de muertos y heridos. Además, unos 30.600 somalíes habrían regresado a Somalia desde Yemen desde el inicio del actual conflicto. Por otra parte, un número creciente de refugiados está contactando con ACNUR para obtener asistencia y ayuda para el retorno, citando como motivos los problemas de seguridad y el acceso limitado a servicios en Yemen.

ACNUR está ahora proporcionando apoyo a aquellos que eligen regresar por sus propios medios. En 2017, ACNUR podrá ofrecer asistencia a unos 10.000 refugiados somalíes que han tomado la decisión de regresar a partir de la información recibida desde la Oficina de ayuda al retorno en relación con las condiciones en Somalia, así como sobre el programa de asistencia en Yemen y en Somalia. ACNUR en Yemen seguirá proporcionando asistencia a aquellos refugiados que permanecen en el país.

La mayor parte de los refugiados somalíes registrados en Yemen provienen de las regiones de Banadir, Bajo Shabelle, Bay, Shabelle Medio y Woqooyi Galbeed. En Yemen, la mayoría residen en las gobernaciones de Adén, Sana’a y Lahj. En este último es donde se encuentra el único campamento de refugiados en Yemen, el de Kharaz.

La asistencia de ACNUR comprende la expedición de documentos de identidad y de viaje, ayuda al transporte y apoyo económico en Yemen para facilitar el viaje, así como asistencia a la llegada a Somalia. Además, se establecerán medidas para el viaje de las personas con necesidades específicas. La mayoría de los refugiados optan por regresar a Mogadiscio, pues hay una mayor accesibilidad y disponibilidad de asistencia y servicios.

En Yemen, ACNUR ha estado proporcionando protección y servicios para refugiados y solicitantes de asilo, incluyendo asistencia legal, apoyo a los programas de educación y programas de manutención, al igual que acceso a servicios de salud y psicosociales, y programas de ayuda económica en efectivo para personas con necesidades específicas.