Tamaño del texto A A A

Conmemoraciones del Día Mundial del Refugiado en Argentina: el arte como testigo de la violencia

Se realizaron dos eventos que buscaron visibilizar la situación de la población refugiada desde la perspectiva artística de varios ilustradores de América del Sur.

BUENOS AIRES, Argentina, 29 de junio 2016 (ACNUR) - En ocasión del Día Mundial del Refugiado y del lanzamiento del informe anual Tendencias Globales que tuvieron lugar el 20 de junio, la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) colaboró con la realización de dos eventos que buscaron visibilizar la situación de la población refugiada desde la perspectiva artística de varios ilustradores de América del Sur.

La muestra de ilustraciones #RefugiArte había sido inaugurada en marzo en el Espacio Arte de Aeropuertos Argentina 2000 -ubicado en el Aeropuerto Internacional Ezeiza- y está siendo exhibida desde entonces en Santiago de Chile y Quito, Ecuador. La muestra presenta una serie de  testimonios y perspectivas sobre la odisea de las personas que huyen de la guerra, la violencia o la persecución, en muchos casos arriesgando sus vidas hasta llegar a un lugar seguro.

El 23 de junio, la muestra se expuso en la sede del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del MERCOSUR ubicada en el Espacio Memoria y Derechos Humanos de la Ciudad (ex ESMA) en donde se podrá visitar hasta octubre de este año. Paralelamente se desarrolló la conferencia “Crisis de refugiados y solidaridad latinoamericana” que contó con las intervenciones de Paulo Abrão, secretario ejecutivo del IPPDH, Federico Agusti, titular de la Comisión Nacional para Refugiados y José Samaniego representante regional de ACNUR. La discusión se dio en torno a las tendencias actuales de desplazamiento forzado en el mundo, reflexionando sobre la relevancia de la Declaración y el Plan de Acción de Brasil como mecanismos regionales de cooperación y solidaridad. 

“Los programas de visas humanitarias de Argentina y Brasil; de becas universitarias para jóvenes palestinos en Venezuela y el Proyecto de Cooperación Humanitaria, implementado por el IPPDH con apoyo del Gobierno del Brasil, son iniciativas que plasman la solidaridad, pues los avances en este ámbito se concretizan gracias a la activa participación de la sociedad toda, entendiendo que  nuestras fronteras no pueden constituir un obstáculo para la protección de hombres y mujeres en nuestro continente” expresó Paulo Abrão, enfatizando los esfuerzos de compromiso de los países del MERCOSUR.

El 28 de junio, fue junto con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina que ACNUR realizó un acto conmemorativo encabezado por el director Nacional de Migraciones, Horacio García; la Canciller argentina, Susana Malcorra; el representante regional del ACNUR, José Samaniego; el presidente de los Cascos Blancos, Alejandro Daneri; y el titular de la Comisión Nacional para Refugiados, Federico Agusti.

En esta ocasión, se expuso la muestra RefugiArte en el salón Libertador del Palacio San Martín, junto a una muestra de fotografías tomadas durante la misión de Cascos Blancos en el Líbano y unos dibujos de niños refugiados, expresión de los fuertes lazos creados entre Cascos Blancos y esa comunidad durante su misión.

Con el objetivo de contribuir a alivianar la crisis de refugiados, la Comisión Cascos Blancos ha realizado una Misión Humanitaria para asistir a refugiados en territorio libanés ubicados en un campamento de refugiados en la zona de Bekaa, limítrofe con Siria. Atendiendo a las necesidades declaradas por las autoridades libanesas, la misión implicó el envío de un equipo de cinco voluntarios expertos en logística, asistencia médica y asistencia sanitaria que trabajó desplegando diversas acciones en el terreno. Además, se realizaron envíos con insumos humanitarios para abastecer y albergar a más de 100 familias, entre ellos carpas, frazadas, kits de higiene personal, sets de cocina y pastillas potabilizadoras.

Como lo explica el informe de Tendencias Globales, actualmente, el mundo vive una crisis de desplazamiento sin precedentes. Cerca de 65,3 millones de personas han sido forzadas a huir de sus hogares en 2015 a causa de las guerras, violaciones masivas de derechos humanos y persecución. Comparadas con los 7.349 millones de habitantes de la Tierra, estas cifras muestran que 1 de cada 113 personas en el mundo es actualmente solicitante de asilo, desplazada interna o refugiada –un nivel de riesgo del que ACNUR no tiene precedentes. En total, el número de desplazados forzosos hoy es mayor que la población de países como Reino Unido, Francia o Italia.

La Canciller Malcorra enfatizó lo expuesto en los distintos discursos: “Este es un día en el que recordamos que tenemos 65 millones de desplazados y refugiados, y la cantidad de personas que se agregan por minuto; el problema de los refugiados es tan dramático que paraliza”, a su vez los demás invitados reafirmaron el compromiso de la Argentina con la temática y los esfuerzos para facilitar la situación de los que necesitan protección.